Washington, 1 mar (EFEUSA).- El presidente, Donald Trump, se ganó hoy, con su primer discurso en el Congreso, halagos de sus compañeros republicanos, pero también críticas de los demócratas, que ven como la agenda del empresario neoyorquino amenaza con destruir su legado.

Paul Ryan, el presidente de la Cámara de Representantes, antaño enfrentado con Trump y encargado de presentar al presidente ante el Congreso, fue de los primeros en elogiarle. "Este es un presidente que es serio en abordar nuestros mayores desafíos y mejorar la vida de la gente", dijo.

Más contundente se mostró Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana en el Senado.

"Donald Trump se convirtió esta noche en presidencial y creo que veremos como se refleja eso en una mayor aprobación", apuntó McConnell.

De hecho, de acuerdo con una encuesta realizada por CNN entre sus televidentes, el 78 % consideró positivo el discurso de Trump -muy positivo, el 57 % y algo positivo, el 21 %-, mientras que solo el 21 % lo vio como negativo.

Además, el 69 % de la audiencia, hoy mayoritariamente republicana según CNN, dijo que las políticas de Trump dirigen al país por buen rumbo, una cifra once puntos mayor al 58 % que había respondido esto antes del discurso.

La percepción, sin embargo, fue muy diferente entre los críticos con Trump, que vieron a un presidente diferente en las formas pero con el mismo contenido.


Advertisement

"Seguid dando la cara, seguid apelando al Congreso y seguid la lucha. Los republicanos están ahora a la defensiva y tenemos que seguir haciéndoles retroceder", dijo el senador independiente por Vermont y exaspirante demócrata a la Casa Blanca, Bernie Sanders.

El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, afirmó que el presidente "dice una cosa pero al gobernar es otra".

"El discurso de Trump tuvo una aureola de irrealidad porque lo que dijo esta noche fue muy diferente a como ha gobernado en sus primeros 40 días", agregó Schumer.

La célebre joven indocumentada Astrid Silva, de origen mexicano, también reaccionó negativamente al discurso de Trump y dijo que el presidente está llevando al país a "sus épocas más oscuras", y reiteró que sus medidas están destinadas a "criminalizar a cualquiera que sea diferente". EFEUSA