Los Ángeles, 1 mar (EFEUSA).- Líderes religiosos de más de una decena de iglesias y congregaciones de Los Ángeles celebraron hoy el inicio de la Cuaresma haciendo un llamado a la comunidad para que se una y se solidarice con la campaña "Resistencia Sagrada".

"Es momento que todos nos unamos a proteger a los más débiles y dar hogar y refugio a los perseguidos, todos debemos poner nuestros recursos a favor de inmigrantes perseguidos", dijo a Efe el reverendo Francisco García, de la Diócesis Episcopal de Los Ángeles.

Al llamado de hoy se unieron pastores, reverendos y clérigos de diversas denominaciones cristianas y judías para demostrar que la comunidad religiosa de la zona metropolitana de Los Ángeles está en pie de lucha.

En la ceremonia y celebración del Miércoles de Ceniza, las crudas historias de varios indocumentados fueron puestas como ejemplo del sufrimiento de estos inmigrantes.

"Me dieron siete puñaladas y mi esposo aún tiene en su cuerpo parte de la bala con la que nos querían matar, merecemos que nos den una oportunidad", relató Joana Cardona, de 33 años de edad.

Las cicatrices en el cuerpo de la inmigrante hondureña, que llegó a Estados Unidos en 2014 junto a sus tres hijas y su esposo huyendo de las amenazas de una pandilla, le recuerdan cada día que si es deportada le espera una sentencia de muerte.


Advertisement

La odisea de esta mujer en Estados Unidos tampoco ha sido fácil, pues tras estar detenida con sus tres hijos, Emanuel de 11 años, Elizabeth de 6 años y Francini de 2 años, Cardona debe presentarse periódicamente ante el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE).

"Mi mayor temor es que nos detengan otra vez y nos deporten, sólo pido que me den una oportunidad", insistió.

El reverendo David Farley, de la Conferencia de California y el Pacífico de la Iglesia Metodista Unida, aseguró que es obligación de la comunidad cristiana mantener a salvo a los inmigrantes como Cardona y su familia.

Parte de la estrategia de las iglesias es brindarle un refugio a estas familias en calidad de santuario, y acompañarlos en el proceso frente a las autoridades de inmigración; además de ayudarles a conseguir representación legal adecuada.

"No podemos dejarlos solos con los abogados, tenemos que hacernos presentes, que vean que estamos ahí respaldándolos", insistió García.

Los líderes religiosos aseguraron que con el acto de hoy se inicia una campaña de cuarenta días en donde se busca fortalecer el movimiento de resistencia. EFEUSA