Jeff Sessions
En esta foto de archivo, el presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes, Paul Ryan (i) y el entonces senador republicano Jeff Sessions (d) comentan ante la prensa la propuesta de presupuesto para 2012 del presidente Barack Obama, durante una rueda de prensa en el Capitolio, Washington D.C., lunes 14 de febrero de 2012. La postura de ambos es que el presupuesto incrementará el déficit. (EFE/MICHAEL REYNOLDS)

Washington, 2 mar (EFEUSA).- El líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, pidió hoy la dimisión del fiscal general, Jeff Sessions, tras revelarse que mantuvo reuniones con el embajador ruso en Washington durante la campaña presidencial, algo que ocultó más tarde durante su confirmación ante la Cámara alta.

"Por el bien del país, el fiscal general Sessions debería dimitir (...). Las revelaciones que conocimos la pasada noche son especialmente problemáticas", aseguró Schumer en una rueda de prensa desde el Capitolio, sobre los encuentros del fiscal general con Sergey Kislyak, embajador ruso en Washington.

El senador demócrata solicitó, además, que se designe a "un fiscal especial que no tenga relación con este Gobierno" para encabezar la investigación sobre la posible injerencia rusa en EEUU y señaló que "la integridad de nuestro brazo ejecutivo está en entredicho".

"No puede haber la más mínima sombra de duda sobre la imparcialidad y legitimidad del fiscal general, el primer garante de la ley del país. Después de esto, está claro que el fiscal general no pasa esta prueba", agregó Schumer.

Sessions, cuyo cargo equivale al de ministro de Justicia, es precisamente el encargado de supervisar la investigación sobre la supuesta injerencia rusa durante los comicios a la Casa Blanca y los presuntos vínculos entre la campaña del ahora presidente, Donald Trump, y el Kremlin.


Advertisement

El diario The Washington Post reveló el miércoles por la noche que los encuentros de Sessions, entonces senador por Alabama y asesor de la campaña de Trump, con el embajador Kislyak se produjeron en julio y en septiembre del año pasado, justo antes de las elecciones presidenciales de noviembre.

Estas revelaciones amenazan con abrir una nueva crisis en el Gobierno de Trump, que ya vio hace unas semanas cómo los contactos con Kiskyak antes, durante y después de las elecciones le costaban el puesto al entonces asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, el general Michael Flynn. EFEUSA


CONTROVERSIA

Ryan no ve razón para que Sessions se recuse de la investigación sobre Rusia

Washington, 2 mar (EFEUSA).- El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, aseguró hoy que no ve razón alguna para que el fiscal general, Jeff Sessions, se recuse de las investigaciones relacionadas con Rusia a menos que éstas recaigan directamente sobre él.

"Si él mismo es sujeto de investigación, por supuesto que debería (recusarse.) Pero si no lo es, no veo ningún propósito o razón para hacerlo", dijo Ryan ante la prensa.

Sessions, quien asesoró al presidente Donald Trump durante la campaña electoral, está bajo presión después de que el diario The Washington Post revelase que se había reunido dos veces con el embajador de Rusia en Estados Unidos antes de las elecciones presidenciales de 2016, mientras que él negó cualquier contacto con el Gobierno ruso en sus audiencias de confirmación ante el Senado.

Ryan se desmarcó de varios legisladores republicanos, quienes ya han manifestado que creen que el fiscal general debería recursarse de la investigación sobre la injerencia rusa en los comicios presidenciales.

El senador republicano Rob Portman consideró que "lo mejor" tanto para Sessions como para el país "sería que se recusase de la investigación sobre Rusia", mientras que su colega Jeff Flake opinó que el fiscal general va a tener que dar explicaciones y aclarar la situación, por lo que "probablemente" también tenga que recusarse.

Aún así, la mayoría de los republicanos han defendido su capacidad de actuar independientemente a menos que las investigaciones le apunten de manera directa.

Ryan señaló que los Comités de Inteligencia de la Cámara de Representantes y del Senado todavía están investigando el alcance de la influencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016, y argumentó que lo mejor es que las investigaciones se mantengan dentro de los comités.

Sin embargo, el Partido Demócrata ha exigido la dimisión del fiscal general.

"Por el bien del país, el fiscal general Sessions debería dimitir (...). Las revelaciones que conocimos la pasada noche son especialmente problemáticas", aseguró el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, en una rueda de prensa desde el Capitolio, sobre los encuentros del fiscal general con Sergey Kislyak, embajador ruso en Washington.

El senador demócrata solicitó, además, que se designe a "un fiscal especial que no tenga relación con este Gobierno" para encabezar la investigación sobre la posible injerencia rusa en EEUU y señaló que "la integridad de nuestro brazo ejecutivo está en entredicho".

Tras conocerse a última hora del miércoles los encuentros entre el fiscal general y el diplomático ruso, la líder demócrata de la Cámara Baja también pidió la renuncia de Sessions y planteó la posibilidad de que este hubiera cometido perjurio al mentir bajo juramento ante el Senado.

Estas revelaciones amenazan con abrir una nueva crisis en el Gobierno de Trump, que ya vio hace unas semanas cómo los contactos con Kiskyak antes, durante y después de las elecciones le costaban el puesto al entonces asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, el general Michael Flynn. EFEUSA