Vista de los documentos que contienen la legislación alternativa propuesta por el Partido Republicano y la Ley de Protección al paciente y Cuidado de
Vista de los documentos que contienen la legislación alternativa propuesta por el Partido Republicano y la Ley de Protección al paciente y Cuidado de Salud Asequible antes del inicio de la rueda de prensa del secretario de Salud de Estados Unidos, Tom Price, en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, hoy 7 de marzo de 2017. (EFE/Erik S. Lesser)

Han pasado ya 7 años desde que los republicanos prometieran desaparecer la ley de salud que apodaron Obamacare. Con su nueva legislación al cual bien podríamos llamarle Trumpcare, apuestan por la erradicación de subsidios del gobierno para ayudar a gente de bajos recursos a pagar seguros médicos, remplazándolos con créditos tributarios.

El problema de esto es que se espera que esa gente no obtuviera tantos créditos. En otras palabras, aquellos que más ganan, más recibirán -excluyendo a la clase alta que no recibiría créditos.

Medicaid recortado

La nueva propuesta también busca apoyarse en el limitado programa de Medicaid para proveer para gente de bajos recursos. Los fondos para dicho programa dependería del número de enrolados y del coste en cada estado, lo cual se pronostica que produzca recortes.

Si bien con esta nueva ley pretenden bajar los precios de los seguros, hay quienes dicen que sucederá todo lo contrario, a la vez, se argumenta que muchos perderían su cobertura médica. Según la agencia EFE, los costos anuales, ascenderían a $1,542 dólares más de lo que se paga hoy día. En tres años, se estima que el aumento sería de 2,400 dólares más.

En general, si dicha ley se implementara, se esperaría una erosión de cobertura dentro del sector latino.

Puntos a favor

Entre las cosas a favor de esta nueva ley, es que gente con condiciones preexistentes seguiría recibiendo cobertura, asimismo los menores de 26 años que están dentro del seguro de sus padres. También desaparecerían las penalizaciones por no tener seguro. Sin embargo, esto último era lo que hacía que el Obamacare fuera más asequible y mejor que cualquier seguro médico en tiempos recientes.

Por otro lado, con la implementación de estas propuestas, los programas de planeación familiar que incluyen subsidios para realizar abortos serian cosa del pasado.

Protestas en toda la nación

Por semanas, ha habido protestas en todo el país. Por medio de juntas en ayuntamientos, gente demócrata y republicana por igual, se ha opuesto a que se deshagan del seguro actual.

Es obvio que la promesa de Trump -quien apoya dicha medida- de "seguro para todos", no sucedería.

Lo irónico es que la vocera de la Casa Blanca calificó el actual seguro de salud como "una pesadilla".

Sin embargo, la nueva propuesta republicana y las degradaciones que ofrece a los seguros actuales, parecería que la pesadilla estaría apenas por comenzar.

Mándenos sus comentarios a: rmsandoval@live.com

NOTAS RELACIONADAS:

La pelea por remplazar "Obamacare"