Los Ángeles (CA), 23 mar (EFEUSA).- La Coalición Lucha por Nuestra Salud de California, apoyada por el poderoso Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU), realizó hoy manifestaciones por todo el Estado Dorado para pedir que se mantenga la ley actual de Cuidado de Salud Accesible (ACA).

Las protestas fueron convocadas al cumplirse siete años del llamado Obamacare y mientras la Cámara de Representantes se disponía a votar la nueva propuesta republicana para derogar y reemplazar la ley sanitaria, un plan que cuenta con una fuerte oposición dentro de los propios conservadores.

En Modesto se realizó una protesta en la sede del representante republicano Jeff Denham en la que los participantes "murieron" frente a las instalaciones para dramatizar el impacto que, según sus denuncias, tendría la nueva ley especialmente entre la niñez y los ancianos.

"Sin ACA habrá un efecto dominó en nuestras comunidades. Más gente dejará de recibir cuidado preventivo y tendrá que ser tratada cuando se enferme y sea más costoso", aseguró Rogenia Cox, miembro de SEIU y empleada del Departamento de Salud Pública del Condado de Fresno.

Los manifestantes insistieron en la cifra presentada por un informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso de "24 millones de estadounidenses que quedarán sin seguro de salud" en la próxima década si se aprueba el nuevo proyecto.


Advertisement

Una marcha que terminó con una manifestación frente al edificio Federal Edward Roybal en el centro de Los Ángeles contó con el apoyo de la supervisora hispana del condado Hilda Solís y de cerca de 70 secciones sindicales y organizaciones comunitarias y de salud.

Algunos legisladores estatales denunciaron hoy durante una conferencia de prensa frente al Capitolio en Sacramento las "pérdidas potenciales" que puede significar para California el nuevo proyecto.

La administración estatal calcula que California tendría que asumir 6.000 millones de dólares en nuevos costos anuales para 2020 si se aprueba la nueva ley de salud y 24.000 millones por año para 2027.

En Bakersfield, en el Valle Central de California, donde un alto porcentaje de la población es hispana y trabaja en los campos de cultivo, la campaña tiene programada una protesta al final del día frente a la oficina del representante republicano de Hanford David Valadao. EFEUSA