Algunos de los trucos para ganar votantes ya han fallado.

Eliminar y reemplazar el seguro médico asequible Obamacare por un Trumpcare, era un truco solamente para transferir subsidio a sus colegas millonarios a costa inclusive de muchos de quienes votaron por él.

No le salió el numerito.

Hay otro que está ensayando, como el de quitar las regulaciones de Obama sobre el medio ambiente para crear miles de trabajos para los mineros del carbón.

Poniendo en la Agencia de Protección del Medio Ambiente a alguien que la confunde con una agencia de relaciones públicas de la industria de las compañías mineras y petroleras, Trump cree que todo esto va a facilitar la creación de los miles de empleos mineros prometidos.

Esto es algo que ni el mismo Robert Murray, fundador y director ejecutivo de Murray Energy, la mayor compañía minera de carbón privado de Estados Unidos, se la cree.

Pidiéndole al presidente que "atempere" sus expectativas de creación de empleos, (entre otras razones porque la energía solar ha demostrado ser más eficiente para producir electricidad, que quemar carbón), Murray dijo a The Guardian que con Trump, por lo menos ya se evitó ese dolor de cabeza de leer y pensar en el medio ambiente.

"Con la elección de Donald Trump, mi lectura diaria bajó 100 páginas. Durante ocho años tuve que leer todo lo que los demócratas y Obama estaban sacando porque yo soy el director general y tuve que guiar a la compañía mientras veía en dónde iban a tratar de destruirnos", dijo. "Ahora no me importa lo que digan o hagan ahora porque no están en el poder".