MEXICALI, BC 3-Abr .- Veinte ejemplares muertos de totoaba enmallados por la pesca furtiva fueron localizados por elementos de la Secretaría de Marina (Semar) y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en el Puerto de San Felipe.

A dos años de la veda impuesta por el Gobierno federal, informó la Profepa en un comunicada, 300 totoabas enmalladas han sido recuperadas en el Alto Golfo de California, las cuales no llegaron al mercado negro en Asia.

Los 20 ejemplares hallados fueron hallados en una red tipo chinchorro, a 10 kilómetros al norte de San Felipe.

"La acción respondió a un reporte de la organización no gubernamental Sea Shepherd, que realiza investigación de apoyo en el polígono de protección de la vaquita marina y la totoaba", indicó la Procuraduría ambiental.

De marzo del 2015 a marzo del 2017, 174 personas han sido detenidas y consignadas ante el Ministerio Público federal por realizar pesca ilícita en la zona de protección de la totoaba.

También se han asegurado 15 barcos, más de 180 lanchas y 40 vehículos, así como más de 900 redes y diversos artes de pesca.

"Que se presume pudieron haber provocado la muerte de 4 ejemplares de vaquita marina, como demuestran estudios realizados por la Profepa", agregó.

Apenas el jueves pasado pescadores del puerto de San Felipe protestaron contra la organización Sea Shepherd, en exigencia de salir a pescar tras dos años de veda.



Advertisement