Ginebra, 8 abr (EFE).- El Grupo de Trabajo de la ONU sobre el alto el fuego en Siria se reunirá hoy en Ginebra a petición de Rusia, horas después del bombardeo estadounidense contra la base aérea de Shayrat, en la ciudad siria de Homs, en respuesta al ataque químico el martes en Jan Shijún.

"El Grupo de Trabajo del Grupo Internacional de Apoyo a Siria (ISSG) se reunirá con carácter de urgencia este viernes", informó la oficina del enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, en un comunicado.

La reunión, que estará presidido por De Mistura, fue solicitada por el país que copreside el grupo, Rusia, y cuenta con el beneplácito del otro copresidente, EEUU.

El enviado especial para Siria se encuentra "plenamente y operativamente en la situación", señaló su oficina, que recalcó que el diplomático "no hará más declaraciones de momento con respecto a recientes acontecimientos militares".

El Grupo de Trabajo sobre el alto en fuego en Siria se reúne los jueves en Ginebra, al igual que el Grupo de Trabajo para mejorar el acceso humanitario del ISSG, encabezado por el responsable de la asistencia humanitaria de la ONU para Siria, Jan Egeland.

La portavoz de De Mistura confirmó a Efe que el Grupo de Trabajo ya se reunió ayer, pero no quiso hacer más comentarios al respecto.

Cuando se crearon ambos grupos hace un año, la idea era que trabajaran en paralelo en conseguir acceso humanitario a Siria para distribuir la ayuda y a la vez avanzar en un alto el fuego.


Advertisement

El alto el fuego en Siria está en vigor desde diciembre del año pasado, pero está siendo continuamente violada y su mantenimiento y reforzamiento por parte de los tres países garantes: Turquía, Irán y Rusia, se aborda en la capital kazaja, Astaná, donde ya se han celebrado tres rondas, aunque con escaso éxito.

La reunión de emergencia del Grupo de Trabajo sobre el alto el fuego en Siria se reúne cuando también el Consejo de Seguridad de la ONU tiene previsto abordar el bombardeo estadounidense.

Por el momento, los aliados de EEUU han respaldado la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, mientras que Rusia la ha considerado una "agresión" y ha advertido de las consecuencias.

Moscú ha suspendido además la coordinación militar que tenía con Estados Unidos en Siria en respuesta al ataque.

En el presunto ataque con armas químicas el martes, del que varios países responsabilizan al Ejército sirio, fallecieron 84 personas y 546 resultaron heridas, según confirmó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS). EFE