Fotografía de divulgación que muestra a Steve Stephens, quien se suicidó este martes 18 de abril después de ser perseguido por la policia en Erie,
Fotografía de divulgación que muestra a Steve Stephens, quien se suicidó este martes 18 de abril después de ser perseguido por la policia en Erie, Pennsylvania. Stephens asesinó el domingo en Cleveland (Ohio) a un hombre de 74 años y colgó posteriormente el video del homicidio en Facebook. De acuerdo a la policía de Cleveland, Stephens eligió al azar a su víctima, Robert Godwin, padre de nueve hijos y abuelo de 14 nietos, y tras el asesinato se dio a la fuga. Stephens, de 37 años y vecino de Cleveland, había escrito en su cuenta de Facebook antes del asesinato que quería matar y en sus mensajes culpaba a su exnovia de las atrocidades que planeaba cometer. (EFE/POLICIA DE CLEVELAND/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS)

Washington, 18 abr (EFEUSA).- El conocido como "asesino de Facebook" fue hallado muerto en Erie (Pensilvania) tras una breve persecución policial, informó hoy la policía estatal de Pensilvania.

Steve Stephens, que el domingo mató en Cleveland (Ohio) de un disparo a un anciano que eligió al azar y subió el vídeo del asesinato a Facebook, fue hallado muerto en su vehículo con una herida fatal de bala.

Las fuerzas de seguridad federales y de varios estados comenzaron el domingo a buscar a Stephens, ante el temor de que siguiera matando como prometió en otro vídeo de Facebook posterior al asesinato.

"Steve Stephens fue detectado esta mañana por miembros de la Policía Estatal de Pensilvania en el condado de Erie. Tras una breve persecución, Stephens se suicidó de un disparo", indicó la Policía estatal de Pensilvania en la red social Twitter.

La Policía de Erie confirmó que Stephens fue hallado en el mismo Ford Fusion blanco en el que emprendió su huida el domingo, tras matar a Robert Godwin, de 74 años, a quien eligió supuestamente al azar.

Las fuerzas de seguridad de cinco estados, incluido Pensilvania, estaban en alerta y contaban con la ayuda del Buró Federal de Investigación (FBI), que había prometido una recompensa de 50.000 dólares por información que ayudara a la captura.

Stephens, de 37 años y vecino de Cleveland, había escrito en su cuenta de Facebook antes del asesinato que quería matar y en sus mensajes culpaba a su exnovia, que identifica como Joy Lane, de las atrocidades que planeaba cometer.


Advertisement

Pese a que dijo que había matado a una docena de personas y que tenía pensado seguir cometiendo asesinatos por despecho, la autoridades no tienen indicios de que Stephens cometiera más asesinatos que el de Godwin. EFEUSA