El día de la tierra fue creado en 1970 para crear consciencia sobre diferentes problemas que confronta el mundo moderno, el deterioro ambiental del planeta siendo uno de ellos.

Si bien el movimiento ambiental no era tan fuerte y tan esparcido en ese entonces, tampoco lo eran la polución del aire y del agua, ni mucho menos el cambio climático que enfrentamos hoy en día debido a un calentamiento global.

Con el aumento descomunal de la industria y el esparcimiento de las trasnacionales, la contaminación realizada por el hombre desde entonces siguió una línea de crecimiento desproporcionado que hoy en día, tiene a varias naciones preocupadas por el futuro del planeta.

Tan es así, que durante la administración de Obama; EE.UU. junto con otros 212 países firmaron un tratado de protección climática en Francia.

Un consenso de 195 naciones fue lo que ocasiono aquel evento tan importante para nuestro futuro.

Desgraciadamente para el mundo, el hecho de que un nuevo presidente como Trump, ignore todo problema ambiental de la tierra, es algo alarmante.

Como ya he dicho en notas anteriores, Trump y su gabinete han estado aflojando todo tipo de regulaciones para según ellos acelerar la industria.

Y digo que la presente administración es preocupación mundial porque al fin y al cabo, EE.UU. produce las dos terceras partes de la basura en todo el orbe.

Simplemente en California, tenemos varias de las ciudades más contaminadas de ozono en toda la nación, entre ellas Los Angeles; esto según un reporte reciente de la Asociación Americana del Pulmón titulada "El Estado del Aire".

Albert Einstein dijo alguna vez que una mente es como un paracaídas. Tiene que estar abierto para que sirva. La cerrazón total de Trump y sus achichincles me hace pensar en una caída en picada en materia ambiental. Y por lo que veo, en cuestión de paz mundial, la cosa tampoco pinta tan bien que digamos con Mr. Trump.

Mándenos sus comentarios a:rmsandoval@live.com

NOTAS RELACIONADAS:

- Guerras de Trump, más allá de la inmigración

- #StandingRock: Trump reinicia construcción de oleoductos

- El gobierno busca eliminar reglas de protección sobre alimentos