Naciones Unidas, 26 abr (EFE).- La ONU expresó hoy su preocupación por los bombardeos turcos que este martes causaron varias bajas en el Ejército kurdo de Irak y pidió diálogo a los dos países.

Turquía llevó a cabo ayer una serie de ataques aéreos en el norte de Irak contra objetivos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), al que considera un grupo terrorista, pero también golpeó aparentemente por error un cuartel de los "peshmerga", el Ejército del gobierno kurdo iraquí.

Stéphane Dujarric, portavoz de Naciones Unidas, dijo a los periodistas que la organización está al tanto de los bombardeos en la provincia iraquí de Sinyar y de las informaciones que hablan de bajas entre los "peshmerga".

"Estamos preocupados por el incidente y trasladamos nuestras condolencias a las familias de las víctimas", dijo Dujarric, que aseguró que la ONU reconoce "las preocupaciones de seguridad" de los Estados miembros, pero les recuerda su responsabilidad de respetar los principios de soberanía nacional, integridad territorial y no interferencia en los asuntos de otros países.

"Urgimos a los Gobiernos de Turquía e Irak a entablar consultas en todos los asuntos de interés y preocupación", señaló el portavoz.

El gobierno del Kurdistán iraquí ha condenado el "inaceptable" bombardeo contra sus tropas, aunque ha responsabilizado de los hechos al PKK, grupo con el que los "peshmergas" se enfrentaron en Sinyar el mes pasado.


Advertisement

Estados Unidos se quejó ayer ante Gobierno turco por los bombardeos a posiciones kurdas en Irak y Siria, al denunciar que esos ataques no se coordinaron con la coalición contra el Estado Islámico (EI) y de hecho "dañan" los esfuerzos multilaterales contra esos terroristas.

En total, al menos 70 supuestos miembros de las milicias kurdosirias de las Unidades de Protección del Pueblo (YPG, en sus siglas en kurdo) y de la guerrilla del PKK murieron en los ataques llevados a cabo en Siria e Irak, según el Estado Mayor turco. EFE