Washington, 28 abr (EFEUSA).- La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) nombró hoy a Lorella Praeli, que fue directora para la comunidad latina de la campaña de la candidata demócrata Hillary Clinton, para liderar sus políticas y campañas de inmigración.

En un comunicado, la organización de derechos civiles anunció que Praeli trabajará con defensores de políticas, litigantes, organizadores y activistas en las más de 50 oficinas de la ACLU repartidas por todo el país para dar forma a la defensa y el compromiso en inmigración, entre otras áreas clave.

Praeli, originaria de Perú, fue la directora para la comunidad latina de la campaña electoral del año pasado de Clinton y anteriormente lideró la defensa y la política de United We Dream, una organización de jóvenes inmigrantes del país.

"Me entristecieron profundamente los resultados de la noche electoral (el pasado 8 de noviembre), pero sabía que nuestro país se pondría de pie y lucharía para proteger nuestros valores fundamentales de inclusión, diversidad y oportunidad", dijo Praeli en un comunicado.

La activista proinmigración ha trabajado por la implementación del programa de Acción Diferida (DACA), proclamado en 2012 por el expresidente Barack Obama para los indocumentados que llegaron a EEUU de niños, conocidos como "dreamers" (soñadores), e intentó una reforma migratoria integral y la protección de 4 millones de padres indocumentados de jóvenes con ciudadanía (DAPA).


Advertisement

"En sus primeros 100 días, Trump ha librado una guerra total contra inmigrantes y refugiados con medidas paralelas de restricción en los legislativos estatales antiinmigrantes. Pero ACLU ha estado al frente de estas batallas, ya sea en los tribunales, en el Congreso, en las cámaras de los estados o en las calles", añadió.

Por ello, aseguró que continuará la "lucha por los valores estadounidenses" y defenderá los derechos de todos, ya sean documentados o no.

La nueva directora de políticas y campañas de inmigración de ACLU fue una de las primeras inmigrantes indocumentadas en hacer público su estatus haciendo frente al miedo a las autoridades, y ha defendido en público cómo sus padres decidieron que el mejor país en el que podría crecer con su discapacidad era EE.UU.

Cuando tenía apenas dos años un coche la golpeó y perdió una de sus piernas, y hoy, más de 25 años más tarde, tras estar casi 13 de ellos bajo estatus de indocumentada, es ciudadana de Estados Unidos.

"Hay una increíble energía popular, de personas que quieren participar en la lucha, en todo el país en este momento. Como una de los líderes de inmigración más talentosas y con más logros del país, esta ha sido la especialidad de Lorella desde hace años (...) Va a jugar un papel clave para ayudar a nuestra organización a navegar por un momento de profunda importancia nacional", aseguró el director nacional político de ACLU, Faiz Shakir. EFEUSA