Washington, 3 may (EFEUSA).- El director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, agradeció hoy a las autoridades españolas el arresto en Barcelona del programador ruso Piotr Levashov, buscado por Estados Unidos por haber amasado una importante fortuna infectando ordenadores.

Comey compareció en el Comité Judicial del Senado para rendir cuentas del funcionamiento del FBI y puso de ejemplo la detención de Levashov para ilustrar los logros de la agencia en el último mes.

En colaboración con el FBI, la Policía Nacional de España detuvo a Levashov el pasado 7 de abril en Barcelona por infectar miles de ordenadores con "ransomware", un programa que sirve a los "hackers" (piratas informáticos) para secuestrar el sistema informático infectado y que pide dinero a sus usuarios a cambio de liberarlo.

Esa infección de "ransomware" la llevaba a cabo Levashov supuestamente a través de una red de distribución ("botnets"), llamada "Kelihos" y que controlaba desde 2016.

"El pasado mes, los agentes del FBI, trabajando con nuestros compañeros de la Policía Nacional en España, derribamos una 'bonet' llamada 'Kelihos' y encerramos a un pirata informático ruso que estaba detrás de esa 'bonet' y que cometió el error que muchos criminales rusos hacen de dejar Rusia y visitar la bonita ciudad de Barcelona", dijo Comey.

Cuando fue detenido, Levashov, de 36 años, dijo a la Policía española que llevaba un mes en Barcelona haciendo turismo con su familia.


Advertisement

"Ahora él está en la cárcel en España", dijo Comey, que se congratuló de que los ordenadores secuestrados por Levashov ya hayan sido liberados y hayan dejado de ser víctimas de "una enorme organización criminal".

Desde su detención el pasado día 7 de abril, Estados Unidos tiene 40 días para formalizar su demanda de extradición y luego se celebrará una vista en la Audiencia Nacional de España que decidirá sobre su entrega.

El Departamento de Justicia ha rechazado, por el momento, confirmar si ya ha pedido o no la extradición a España del ciudadano ruso. EFEUSA