Saúl  El Canelo  Álvarez (2-i) Julio César Chávez Jr (2-d)
El exboxeador Oscar de la Hoya (i), Saúl El Canelo Álvarez (2-i) Julio César Chávez Jr (2-d) y ex boxeador Julio César Chávez (2d) posan el 20 de febrero de 2017, en una rueda de prensa para anunciar su próxima pelea el 6 de mayo en Las Vegas Nevada, en Ciudad de México (México). (Sáshenka Gutiérrez EFE)

En el combate que protagonizarán el 6 de mayo en Las Vegas, el vencedor entre Saúl "Canelo" Álvarez y Julio César Chávez Jr., alcanzará un sitio privilegiado en el boxeo mundial y el liderazgo de los boxeadores en México.

Con tres leyendas fuera de escena, el estadounidense Floyd Mayweather y el filipino Manny Pacquiao, preparando su retiro, y Juan Manuel Márquez, el mejor mexicano en los últimos años, cerca del adiós, el Canelo y el Junior tienen el reto de consolidarse como auténticas estrellas del boxeo.

"El ganador de la pelea llevará la estafeta del boxeo mexicano, sin duda, y quizás puede ser el referente para convertirse en el nuevo ídolo del boxeo mundial", dijo a Efe el presidente del Consejo Mundial de Boxeo, el mexicano Mauricio Sulaimán. "Si se da una gran pelea, como se espera, estoy seguro que el ganador tomará esa posición", añadió el dirigente.

Todavía en duda

Chávez debutó como profesional en septiembre de 2003 y "Canelo" en octubre de 2005. Los dos han registrado triunfos destacados, pero no terminan por convencer a los especialistas y a la afición.

"Canelo" ha sido criticado por no enfrentar a contrincantes de alto nivel y cuando peleó contra Mayweather, su primer gran rival, no mostró el boxeo que caracteriza a los mexicanos y por eso fue señalado además de que no se ha visto con buenos ojos su relación con las empresas de televisión mexicanas Televisa y TV Azteca.

Mientras que Chávez, quien ha sido tachado de indisciplinado y en algún ocasión confesó haber usado marihuana, no puede quitarse el título de ser hijo de Julio César Chávez, el "gran héroe mexicano" de la segunda mitad de la década de los años 80 y de los 90 del siglo XX.


Advertisement

"Show-business"

Para el excampeón mundial de peso gallo y supergallo Guadalupe "Lupe" Pintor, la pelea, en la que no hay juego título alguno, llama la atención, no por el desempeño de los boxeadores sino por la mercadotecnia.

"Ya no hay buen boxeo en México y no hay grandes representantes; es mercadotecnia y eso es lo que genera el interés del público", admitió Pintor, monarca entre 1978 y 1986.

Pintor señaló al "Canelo" como el único "gran boxeador" que tiene México actualmente y quien puede alcanzar altos niveles en el boxeo mundial. "Es el único con disciplina y para mí la disciplina en el boxeo es lo más importante".

Ese valor tan preciado en el deporte es el que le ha hecho falta en su carrera a Chávez, quien recurrió al experimentado preparador Ignacio "Nacho" Beristaín, con experiencia con unos 25 campeones mundiales, para encontrar, al menos por esta pelea, las herramientas y los consejos para sorprender al "Canelo".

Para muchos especialistas el trabajo de Beristaín es garantía, pero no saben si el tiempo que trabajó con Chávez, unas 10 semanas, fueron suficientes para "enderezarlo".

Peso y pago

Julio César llegará al pleito como la víctima y si pierde no tiene firmada la revancha, mientras que el "Canelo" sí firmó esa opción.

De hecho en la presentación del combate en la Ciudad de México, Chávez declaró que todas las condiciones para que se diera la pelea las puso Álvarez y su empresa Golden Boy Promotions, del excampeón mundial Oscar de la Hoya.

El tema principal fue el peso de la pelea, pactado en 164,5 libras, unos 74,6 kilogramos, lo cual obligó a bajar de peso a Chávez, quien ha peleado hasta en los semicompletos, entre 76,2 y 79,3 kilos, mientras que "Canelo" subió unos cuatro kilos para hacer posible una pelea que pedía la afición.

Otro departamento en el que se registró una diferencia fue en el pago por el combate. Según cifras extraoficiales, Chávez tiene un pago garantizado de 6 millones de dólares, mientras que Canelo será de más de 15 millones de dólares, cantidades a las que se añadirá las ganancias de la televisión mediante el pago por evento.

En el tema de la televisión, la empresa Golden Boy espera que el combate superé el millón de suscriptores, a un costo de 59,95 dólares o 69,95 dólares en HD. Según la promotora, "Canelo" en su combate ante el puertorriqueño Miguel Cotto, el 21 de noviembre de 2015, vendió 900.000 suscripciones.

En México, la pelea será transmitida de forma abierta por las empresas Televisa y TV Azteca.

Con la atención del mundo del boxeo puesta en la pelea, "Canelo" y Chávez tienen una inmejorable oportunidad para caminar, en definitiva, rumbo al estrellato.

La etapa preparación de ambos estuvo aderezada con declaraciones de los dos a los medios, lo que de alguna manera "encendió" más la pelea que se celebrará en la T-Mobile Arena de Las Vegas ante unos 20.000 aficionados que agotaron en unas horas los boletos, entre los 1.500 y 75 dólares.

El "Canelo" tiene marca de 48 triunfos, 34 antes del límite, una derrota y un empate y Chávez presume una hoja de servicios con 50 victorias, 32 por la vía rápida, dos derrotas y un empate.

El ganador obtendrá el título del mejor boxeador mexicano de la actualidad y de paso entrará al grupo de grandes púgiles a nivel mundial además de hacerse acreedor a un cinturón elaborado con arte huichol que el CMB entregará en la Ciudad de México días después del combate. EFE/REPORTAJES