Casa Blanca en Washington
Varias personas manifiestan contra la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de despedir al director del FBI, James Comey, delante de la Casa Blanca en Washington (Estados Unidos), hoy, 10 de mayo de 2017. El líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer pidió hoy que se nombre un fiscal especial independiente que dirija las investigaciones sobre los vínculos entre la campaña de Donald Trump y Rusia, después de que este despidiera al director a James Comey. (EFE/Shawn Thew)

Washington, 10 may (EFEUSA).- El exdirector del FBI James Comey solicitó un notable aumento de los fondos para la investigación de la supuesta interferencia en las elecciones presidenciales de EEUU por parte de Rusia días antes de ser despedido por el presidente Donald Trump, indicaron hoy varios medios estadounidenses.

Según The New York Times, que fue el primero en adelantar esta información citando como fuente a tres funcionarios familiarizados con el asunto, Comey pidió estos recursos adicionales durante un encuentro la pasada semana con Rod J. Rosenstein, fiscal general adjunto.

Por su parte, el Departamento de Justicia negó hoy "rotundamente" que Comey pidiese más recursos, a través de un portavoz.

Rosenstein fue precisamente quien escribió el informe del Departamento de Justicia en el que se justifica el despido de Comey.

El presidente Trump se refirió a este reporte al anunciar ayer de manera sorpresiva la salida de Comey del FBI, algo que justificó hoy porque "no estaba haciendo un buen trabajo".

El despido de Comey ha provocado una tormenta política en EEUU, dado que era el encargado de liderar la presunta interferencia de Moscú en las elecciones de EEUU del pasado año y la relación entre funcionarios rusos y miembros de la campaña electoral de Trump.

Paradójicamente, la destitución del jefe del FBI se produjo un día antes de que el presidente estadounidense recibiese esta mañana al ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la Casa Blanca.


Advertisement

Se trata del contacto de más alto nivel de Trump con el Kremlin desde su llegada al poder el pasado 20 de enero. EFEUSA