Miami, 16 may (EFEUSA).- Los 2.163 incendios forestales registrados en lo que va de año en Florida, de los que 127 permanecen activos, han consumido ya más de 170.000 acres (68.850 hectáreas), en una temporada caracterizada por la escasez de lluvias, informaron hoy las autoridades.

Uno de los focos más activos es el localizado cerca del reactor nuclear de Turkey Point, a dos millas de la ciudad Homestead, en el condado de Miami-Dade, donde han ardido ya unos 2.500 acres (unas mil ha.) de matorral y arbustos, aunque los bomberos tienen contenido ya el 50 % del fuego.

Según el Servicio Forestal de Florida, las "condiciones actuales condado a condado" son de "sequía y elevado peligro de incendio", pese a que el fin de semana pasado se registraron precipitaciones en amplias zonas del estado.

Unas condiciones que continuarán "durante algún tiempo" y que han convertido esta temporada en la más activa de incendios desde el años 2011, señaló en un comunicado el comisionado de Agricultura de Florida, Adam Putnam.

"Los residentes y visitantes del estado tienen que prestar atención, tomar precauciones para evitar incendios y cumplir con las prohibiciones de fuegos emitidas en los condados", resaltó Putnam.

El Servicio Forestal de Florida recordó que el mes de mayo es usualmente uno de los más secos del año en Florida, y también lo está siendo en 2017, por lo que las condiciones previstas son de "mayor sequía y aumento de temperaturas".


Advertisement

La situación de sequía y escasez de lluvias que padece Florida llevó el pasado 11 de abril al gobernador del estado, Rick Scott, a declarar el estado de emergencia. EFEUSA