Miami, 24 may (EFEUSA).- El congresista demócrata por Florida Alcee Hastings instó hoy al presidente de EE.UU., Donald Trump, a pagar las cuentas de viajes "de lujo" a su club de Florida, para evitarle esa carga tributaria a los contribuyentes.

Hastings presentó para ello un proyecto de ley en el que "los contribuyentes requieren una urgente y obligatoria protección de las deudas enormes".

El nombre del proyecto juega con el apellido de Trump (Taxpayers Require Urgent Mandatory Protection from Egregious Debt o TRUMPED).

La iniciativa "se basa en una premisa simple: si el presidente Trump quiere hacer uso continuo de sus propiedades, entonces puede hacerlo, pero no que los contribuyentes paguen la cuenta", expresó el congresista.

Trump ha pasado siete fines de semana en su mansión y club de Mar-a-Lago, en Palm Beach, a más de 100 kilómetros al norte de Miami, desde que tomó posesión el 20 de enero pasado.

"En un sólo fin de semana, la Oficina del Alguacil de Palm Beach se vio obligada a absorber 250.000 dólares en gastos imprevistos", criticó Hastings, quien ya había pedido a Trump en el pasado reembolsar ese tipo de gastos.

El congresista además consideró "ofensivo" que Trump insista en un presupuesto que "sin piedad ataca a los trabajadores, y que estos deban pagar su "lujoso estilo de vida".

El presupuesto de Trump para el año fiscal 2018, titulado "Unos nuevos cimientos para la grandeza de EE.UU.", propone un recorte de 3,6 billones (millones de millones) de dólares en el gasto del gobierno federal.


Advertisement

Hastings, junto con los también congresistas demócratas de Florida Lois Frankel y Ted Deutch, había solicitado en marzo pasado al presidente reembolsar los gastos o abstenerse de viajar a Palm Beach. EFEUSA