Alcee L. Hastings (d), congresista demócrata por Florida instó hoy al presidente de EE.UU., Donald Trump, a pagar las cuentas de viajes "de
Alcee L. Hastings (d), congresista demócrata por Florida instó hoy al presidente de EE.UU., Donald Trump, a pagar las cuentas de viajes "de lujo" a su club de Florida, para evitarle esa carga tributaria a los contribuyentes. (EFE/Sergei Chirikov)

Poco después que se diera a conocer que Trump se convertiría en presidente de los Estados Unidos, la cantidad de solicitudes para ciudadanía americana incrementaron. Tanto así que hasta la fecha, alrededor de un cuarto de millón de personas se han convertido en ciudadanas de este país, un número sin precedentes.

Al ser entrevistadas, varias de estas personas adujeron que tomaron esa decisión debido a la retórica anti-inmigrante del entonces candidato que se centró principalmente en mexicanos e islámicos.

Sin embargo, la amenaza pesa ahora también sobre la gente de bajos recursos (muchos de ellos inmigrantes). Los recortes al gasto público y los intentos continuos por invalidad el seguro de salud actual y remplazarlo por un plan que ocasionaría que cerca de 23 millones perdieran su seguro; posiblemente se hayan sumado a las causas por las cuales más personas optan por volverse americanos naturalizados.

El derecho al voto y el poder de estos nuevos ciudadanos de ejercerlo, puede fácilmente definir las futuras elecciones. Los casi cuatro años de este gobierno ultra conservador son un trago duro de pasar y se están convirtiendo en una prueba continua; sobre todo para los más vulnerables de nuestra población.

Sin embargo, las reiteradas invalidaciones de órdenes ejecutivas emitidas por Trump por parte de jueces y los rechazos de su seguro de salud en el congreso o el senado, nos dejan saber que aun a pesar de todo, el sistema político ha podido ser usado para contrarrestar las acciones de parte del presidente.

De la misma forma, su voz como nuevo ciudadano cuenta al llamar a sus representantes y dejarles saber sus desacuerdos con las políticas draconianas de esta administración.


Advertisement

Alcee Hastings, un congresista de Florida, está poniendo su granito de arena al respecto. Hastings intenta pasar un proyecto de ley que obligue a Trump a pagar sus gastos propios mientras se hospede en ese estado. Según él, el presidente ha ocasionado que el departamento del Sheriff desembolse cerca de 250,000 dólares por motivos de seguridad, esto gracias a las visitas del mandatario a sus propiedades de lujo.

En otras palabras, mientras que Trump se da la gran vida con nuestros impuestos, pretende cortar la ayuda a personas necesitadas. Simplemente ridículo, ¿no lo cree?

Si usted esta pensando en hacerse ciudadano y puede hacerlo, no lo piense más. Su voz puede contar.