Un billón equivale a un millón de millones es decir, si ponemos 12 ceros después del 1 nos da 1000 000 000 000 si al uno lo convertimos en 616 el resultado sería 616 000 000 000 000 esta es la cantidad que el Presidente ha decidido que se recorte en beneficios del Medical como parte del American Health Care Act que está en el Senado en espera de ser aprobado para luego pasar al escritorio del Presidente, quien ha dicho, estoy listo para firmarlo.

Tanta atención ha generado la investigación de que está sujeta el equipo del Presidente, que los medios de comunicación han fallado en ponerle más atención a la amenaza real que representa, para millones de personas la aprobación, así como está, del American Health Care Act.

Muchas personas creen, de manera equivocada que su medical es subsidiado por el gobierno estatal, que no tiene que ver nada con el gobierno federal. La realidad es otra. Medical es el nombre que se le da en California, en otros estados el nombre que recibe es Medicaid. Es un programa que se aprobó durante el gobierno del Presidente Lyndon B. Johnson y que otorga seguro médico a personas de bajos recursos económicos, familias, niños, personas mayores y discapacitados. Para que quede claro, fue una ley aprobada por el congreso y firmada por el Presidente Johnson que de pasó también firmó lo que se conoce como CHIP (Children Insurance Program) que proporciona servicios médicos a millones de niños a nivel nacional.

En los más de 50 años que ha existido Medicaid, ningún presidente, demócrata o republicano ha intentado eliminar o recortar beneficios que otorga este programa. Al contrario, Richard Nixon fue el presidente que amplió los beneficios del Medicai para que también cubriera los tratamientos de diálisis. ¨Ninguna persona debe morir por no tener acceso a tratamientos de diálisis.¨ Por eso es que vemos clínicas de diálisis por todas partes. Si no las cubriera el gobierno, la mitad de los pacientes ya no vivirían. Eso lo sé porque me lo han dicho muchos doctores.

El asunto es que si el Presidente junto con su seguidores en el congreso se salen con la suya, más de 10 millones de personas se van a quedar sin Medical. La votación en el Senado puede darse en menos de una semana. Durante su campaña, el ahora Presidente, prometió no tocar Medical, pero dadas las encuestas y a pesar de haber sido recibido como un sultán por los reyes de arabia y haber mostrado buen ritmo en la danza de los sables, su situación legal y la de su equipo no se vislumbra del todo buena en Washington. Una victoria para él sería la aprobación inmediata del American Health Care Act, no importa quien salga perjudicado.

Una cosa hay que admirarle al Presidente y es la fidelidad que tiene para con su base, cosa que no tuvo su antecesor, ya indicó que lo que va a recortar en servicios de salud o sea los 800 billones que rebaja de un lado los acomoda en el otro, es cuestión de balancear los dineros. En el otro lado va a beneficiar con recortes de impuestos a los que ganan más de 250 mil dólares al año. En ese renglón no estoy yo ni ustedes tampoco.

Otros que van a resultar ganadores en este presupuesto, son las compañías de seguros que de acuerdo a esta propuesta van a cobrar tarifas más elevadas a los que más gastos les van a generar, o sea los diabéticos, obesos y con problemas cardiacos van a pagar más por su seguro médico. Ya lo dijo el Director del presupuesto, ¨esos diabéticos están así porque no se cuidan.¨ O lo que es lo mismo tienen lo que merecen. Otro de los defensores del Presidente, arremetió contra los que gastan en IPhones. ¨En lugar de comprar un teléfono caro que inviertan en un seguro médico.¨

Que nadie diga que estos congresistas ni que el Presidente son personas sin compasión, hay que entender que su compasión es selectiva, su preocupación se centra en el bienestar de un grupo reducido, entre ellos los CEO de las compañías aseguradoras que cada año ven aumentos millonarios en sus salarios.