Escritor Javier Cercas
El novelista español Javier Cercas dijo que aborda la novela sin temor a la controversia. Habla, también, de su fidelidad a la esencia de los personajes. (Archivo Reforma/ Héctor García)

MONTERREY, NL 24-May .- Alguien que no esté dispuesto a ser atacado o que lidie con pudores que le impidan sumergirse en una historia, no puede llamarse escritor, afirma el novelista español Javier Cercas.

"No puedo darme el lujo de pensar que hay gente de mi familia o de mi pueblo a la que no le gustará lo que escribo. Es un riesgo que debo correr. Si un autor no corre riesgos es un escribano y aunque la escritura es un juego, hay que jugarse todo".

Cercas habla a partir del lanzamiento de El monarca de las sombras (Literatura Random House), novela en la que narra la vida de su tío abuelo, Manuel Mena, quien a los 19 años perdió la vida en la Batalla del Ebro al luchar del lado franquista.

Para el autor de Soldados de Salamina, aquella figura que le abochornaba -Mena- protagonizó la primera historia que intentó comprender, aunque le llevó tiempo llevarla a la literatura: cómo fue ese chico, bueno a todas las luces, que eligió actuar del lado equivocado de la historia.

El reto, dice, fue reconstruir una historia pequeña, de la que casi no hay testigos ni testimonios escritos, y trascender lo íntimo para intentar algo universal.

"Me mueve el deseo de entender. Uso la novela como instrumento de conocimiento. No puedo formular un problema de manera compleja en el ensayo, en la autobiografía. Es la novela, animal omnívoro donde puedo incluir géneros, la que lo permite".


Advertisement

Cercas dice que aborda la novela sin temor a la controversia. Habla, también, de su fidelidad a la esencia de los personajes.

"A la manera del pintor que es fiel a lo que pinta, por ejemplo, Velázquez lograba hacer a sus personajes más verdaderos que los de la realidad. Uno busca la verdad profunda que hay en cada uno y que quizá ni los mismos personajes se reconocen en ella. Las Meninas no se reconocieron en el cuadro".

ASÍ LO DIJO

"Si un autor no corre riesgos, es un escribano y, aunque la escritura es un juego, hay que jugarse todo". - Javier Cercas, novelista español.