Washington, 31 may (EFEUSA).- El presidente de la Reserva Federal de Dallas, Robert Kaplan, aseguró hoy que la política de mano dura migratoria del presidente, Donald Trump, está "debilitando" la economía del país, al elevar el temor y reducir el consumo entre la comunidad inmigrante.

"Muchos inmigrantes no salen ni compran, y prefieren quedarse en casa, asustados de que si salen pueden no regresar", dijo Kaplan en una charla en la Council of Foreign Relations de Nueva York al comentar la situación económica actual y el incremento en las redadas contra la inmigración ilegal por parte del Gobierno de Trump.

Kaplan, que cuenta con voto este año en las reuniones de política monetaria de la Fed, adelantó que "aunque es pronto para que aparezca en los indicadores, ya se comienza a escuchar como anécdota. Creo que lo vamos a ver, esa gente es más probable que ahorre a que gaste".

"Y esos factores tienen un efecto de debilitamiento sobre el gasto de los consumidores y por tanto sobre el crecimiento del PIB", agregó al subrayar que el 70 % de la actividad económica en EEUU responde al gasto de los consumidores.

Kaplan encabeza la Fed de Dallas, que engloba todo el estado de Texas y partes de los de Luisiana y Nuevo México, y es uno de los distritos del banco central estadounidense con mayor peso económico por parte de la comunidad inmigrante, dados sus fuertes vínculos y la frontera con México.


Advertisement

Texas, uno de los principales motores económicos del país, cuenta con una población total de 27,5 millones de personas, de los cuales el 17 % nació fuera de EEUU, según cifras de 2015.

Además de su lucha contra la inmigración ilegal, Trump también ha prometido rebajar la entrada de inmigrantes legales al país para promocionar las contrataciones de estadounidenses.

En este sentido, Kaplan sostuvo que la medida también tendrá efectos contraproducentes, ya que dado el envejecimiento demográfico de EEUU, los inmigrantes suponen un importante factor para mantener el crecimiento de la productividad.

La Fed celebrará su nueva reunión de política monetaria los próximos 13 y 14 de junio, en la que analizará una nueva subida de tipos de interés, actualmente en el rango de entre el 0,75 % y 1 %.

Kaplan apuntó hoy que si se mantiene la solidez de la recuperación económica, se podrían llevar a adelante dos rondas adicionales de ajuste monetario antes de concluir el año. EFEUSA