Washington, 1 jun (EFEUSA).- Las ventas de automóviles nuevos en Estados Unidos se mantuvieron estables en el mes de mayo, que terminó con sólo una ligera pérdida de las entregas del 0,3 % y la venta de alrededor de 1,5 millones de vehículos.

Los resultados de mayo fueron dispares para los fabricantes. Productores como Ford, Honda o Nissan terminaron el mes con aumentos de sus ventas, pero otros como General Motors (GM), Fiat Chrysler (FCA) y Toyota, contabilizaron mayo en la casilla de las pérdidas de clientes.

Ford, que en mayo pasado anunció de forma inesperada el reemplazo de su consejero delegado, Mark Fields, por Jim Hackett, para "cambiar la cultura" de la empresa, fue uno de los fabricantes que obtuvieron los mejores resultados.

Las ventas de la marca del óvalo azul subieron un 2,2 % con respecto al mismo mes de 2016 y se situaron en 241.126 vehículos en mayo en Estados Unidos, gracias al aumento de las entregas de camionetas y vehículos para empresas de alquiler.

Ford explicó que las ventas de camionetas se situaron en 99.237 unidades, un 9,4 % más que en mayo de 2015, mientras que las de todocaminos SUV también subieron, un 4,3 %, a 81.324 vehículos.

Sin embargo, las ventas de autos cayeron un 10 % a 60.565 unidades.

Y, aunque las entregas de vehículos para flotas de alquiler crecieron un 8,4 %, hasta 82.444 unidades, las ventas a particulares disminuyeron un 0,8 % a 158.282 vehículos.


Advertisement

Mark LaNeve, vicepresidente de Ford para Ventas en Estados Unidos, dijo en un comunicado que "mayo supuso un mes sobresaliente para los todocaminos SUV de la marca Ford con la venta récord de 74.910 unidades".

"Además, seguimos teniendo fuertes resultados de la Serie F (de camionetas), con el aumento este año de las ventas y cuota de mercado", añadió LaNeve.

Pero, aparte de Ford, el resto de los cuatro principales fabricantes de automóviles en Estados Unidos perdieron consumidores en mayo.

GM, el principal fabricante de automóviles del país, redujo sus ventas un 1,3 % con la entrega de 237.364 vehículos; FCA perdió un 1 %, con la venta de 193.040 vehículos; y Toyota limitó sus perdidas al 0,5 %, con la entrega de 218.248 vehículos.

A pesar de las pérdidas del mes, GM expresó optimismo ante las perspectivas del mercado.

Kurt McNeil, vicepresidente de Ventas en EEUU de GM, dijo que, "a medida que el sector se inclina más hacia los todocaminos SUV, estamos muy bien posicionados para aprovechar esta dinámica".

McNeil subrayó que las ventas a particulares de todocaminos SUV de General Motors aumentaron un 19 % en mayo, y adelantó que seguirán aumentando en los próximos meses con la llegada de nuevos modelos.

"Esperamos que estos lanzamientos nos permitirán seguir ganando cuota entre particulares con la introducción de más todocaminos compactos y de tamaño medio nuevos", explicó McNeil.

Toyota también adoptó una posición optimista.

Jack Hollis, vicepresidente y gerente general de Toyota, señaló que, "aunque menos que el año pasado, el sector del automóvil sigue disfrutando de un sólido año en 2017, con el resplandor en las camionetas ligeras".

Por detrás de los cuatro principales fabricantes, el grupo Nissan (Nissan e Infiniti) aumentó sus ventas un 3 %, hasta llegar a 137.471 vehículos; y el grupo Honda, un 0,9 %, con 148.414 vehículos entregados.

Mientras, el grupo Hyundai-Kia perdió un 11,5 % de sus ventas: Hyundai cayó un 15,5 %, con la venta de 60.011 vehículos; y Kia, un 7 %, con 58.507 unidades.

La marca Volkswagen (VW) ganó un 4,3 % con la venta de 30.014 vehículos, mientras que Audi avanzó un 2,5 % con 19.197 unidades.

Otro fabricante alemán, el grupo BMW (BMW, Mini y Rolls Royce) perdió un 11,1 %, con 29.988 unidades vendidas. EFEUSA