Nueva Orleans (LA), 15 jun (EFEUSA).- Las mayores petroquímicas de Estados Unidos defendieron hoy el libre comercio frente a las intenciones proteccionistas del presidente Donald Trump.

"Nuestra industria se beneficia hoy y se beneficiará en el futuro de la globalización del comercio. Las políticas deben ir dirigidas a asegurarnos un mayor acceso al mercado global", afirmó en New Orleans el presidente del American Chemistry Council (ACC), Cal Dooley, en el foro "Downstream Engineering, Construction and Maintenance".

Este acceso, añadió Dooley, no se consigue cerrando el mercado estadounidense sino a través de grandes acuerdos como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o el Tratado de Asociación Transpacífico (TTP), duramente criticados por Trump.

"Las nuevas inversiones que están entrando en Estados Unidos no son para servir solo al mercado doméstico, son para servir al mundo", apuntó el presidente del ACC durante la inauguración en Nueva Orleans del foro, que reúne a las grandes empresas de la industria petroquímica.

Dooley calificó de "radical" y "problemática" la promesa de Trump, durante la pasada campaña electoral que lo llevó a la Casa Blanca, de sacar al país del TLCAN, del que también forman parte Canadá y México, y celebró que el mandatario finalmente haya dado marcha atrás.

La industria petroquímica, que representa aproximadamente el 26 % del producto interior bruto (PIB) de Estados Unidos y el 14 % de todas las exportaciones de ese país, está viviendo una especie de "renacer", apuntó el presidente del ACC y antiguo congresista demócrata.


Advertisement

"En la ultima década, perdimos el 25 % de nuestra fuerza laboral por la coyuntura económica mundial y otros factores, pero esa situación afortunadamente ha cambiado. Éramos la industria con los costes de producción mas altos y ahora somos una de las competitivas en el mundo", explicó.

En 2016, el sector empleó a más de 800.000 trabajadores cualificados en Estados Unidos y produjo el 15 % de todos los químicos del mundo, de acuerdo a la asociación.

El foro "Downstream Engineering, Construction and Maintenance", organizado por el ACC y auspiciado por la empresa brasileña Odebrecht, congrega hasta el viernes a un millar de representantes de las grandes compañías petroquímicas del mundo con negocios en EEUU, entre las que se encuentran ExxonMobil, Shell, BP o Chevron.

Durante la cita, los asistentes también analizarán las nuevas políticas medioambientales de Trump, el impacto de los precios del crudo, la productividad del sector y la búsqueda de mano de obra cualificada. EFEUSA