San Diego (CA), 20 jun (EFEUSA).- Los hermanos Duarte se reunieron anoche en San Diego (California) con su madre luego de que fuera detenida hace casi un mes tras junto a su esposo por elementos de Patrulla Fronteriza.

Rosenda Pérez quedó libre tras haber pagado una fianza, por lo que ahora continuará su proceso legal en compañía de sus cuatro hijos, Francisco Jr., Luis y las gemelas Aracely y Yarely Duarte, de 19, 17 y 12 años respectivamente, quienes habían quedado solos tras la detención de sus padres.

"(Me siento) agradecida, y agradecida más que nada con Dios", dijo la madre de familia haber sido liberada justo a unos pasos del cruce internacional con México en San Ysidro.

La madre de familia fue detenida junto a su esposo, Francisco Duarte, el pasado 23 de mayo en un operativo de Patrulla Fronteriza en la ciudad de National City (California).

El pasado viernes, un juez de inmigración concedió fianza a la inmigrante mexicana, pero rechazó esta posibilidad a su esposo, quien continúa recluido en un centro de detención en Otay Mesa.

Pérez dijo a medios de comunicación que no pierde la esperanza de que pronto toda su familia vuelva a estar unida.

"(Le diría a mi esposo) que sea fuerte y que todo va a estar bien", confió la mujer.

Francisco Jr., quien había quedado a cargo de sus tres hermanos más pequeños, agradeció el apoyo de la comunidad por estar con ellos en los momentos más difíciles.


Advertisement

El mayor de los Duarte dijo que desde temprana hora habían decorado la casa con flores y globos para dar la bienvenida a su madre.

"La esperanza nunca se pierde, vamos a seguir adelante", señaló el joven.

La detención de los padres ayudó a reabrir el debate sobre si National City debía adoptar una designación para mostrar su apoyo a las comunidades migrantes.

La noche del lunes, la ciudad ubicada al sur de San Diego aprobó por unanimidad una resolución para adoptar el término de "ciudad compasiva", y a su vez, respaldar la iniciativa estatal SB-54 que de aprobarse, convertiría a California en "estado santuario".

La votación se dio minutos antes de la liberación de Pérez, por lo que regidores y el mismo alcalde de la ciudad se dijeron complacidos de que los hermanos Duarte estén nuevamente con su madre.

"Al menos ahora estarán con su madre y esperemos que pronto puedan reunirse también con su padre", dijo a Efe el alcalde de National City, Ron Morrison.

"Quiero asegurarme que tengan debido proceso, no pueden solamente encarcelar gente si no tienen cargos criminales y ese es uno de los puntos de la resolución que aprobamos esta noche, el gobierno federal necesita tener una orden judicial como todos los demás, no pueden estar arrestando gente sin ellas".

Rosenda y Francisco Duarte fueron detenidos bajo sospecha de utilizar su casa para albergar inmigrantes, sin embargo, no se les presentaron cargos por ello.

Ambos llegaron a Estados Unidos desde México hace veinte años y desde entonces se han dedicado a la venta de paletas de hielo en las calles de San Diego. EFEUSA