Miami, 23 jun (EFEUSA).- Más de 250 regidores de Estados Unidos analizan desde hoy en Miami Beach asuntos primordiales para sus ciudades como la lucha contra el cambio climático y la aplicación de las leyes migratorias, que tienen a las grandes urbes del país enfrentadas con la Casa Blanca.

En la primera de las cuatro jornadas de la Conferencia de Alcaldes de EE.UU., Jorge Elorza, regidor de Providence, capital del estado de Rhode Island, lamentó que las políticas migratorias de la Administración del presidente Donald Trump son totalmente confusas y que las ciudades necesitan "claridad".

Elorza, de origen guatemalteco, destacó que Providence se caracteriza por ser una ciudad de inmigrantes, con un 40 % de la población de identidad hispana a la que "el mensaje del presidente Trump ha creado mucha ansiedad".

Y dejó claro que, como regidor, rechaza el plan de Trump contra los inmigrantes indocumentados, para los que plantea una deportación masiva.

"Somos una 'ciudad santuario' y siempre vamos a proteger al inmigrante y a los indocumentados", pese a los recortes de fondos federales con los que amenaza la Administración como sanción, apuntó, para subrayar que nunca van a "sacrificar" a ningún miembro de la comunidad, "no importa cuáles sean las consecuencias".

El propio Elorza participará este sábado en un panel junto con los alcaldes de las ciudades californianas de Los Ángeles, Eric Garcetti, y de Anaheim, Tom Tait, para hablar de la necesidad de una reforma migratoria integral, para posteriormente votar sobre cuatro resoluciones en esta materia.


Advertisement

Precisamente, la primera de ellas pide el rechazo a las políticas "punitivas" contra las jurisdicciones santuario, que son aquellas que se niegan a colaborar en la aplicación de medidas migratorias que son competencia federal, como mantener detenidos a indocumentados una vez cumplidas sus penas de prisión.

Las demás propuestas sobre este tema buscan apoyar los derechos de los inmigrantes, refugiados y peticionarios de asilo ante las "discriminatorias y dañinas" políticas que sufren, la ampliación de la Acción Diferida y que al Congreso dé estatus legal permanente a los jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños.

En materia del cambio climático, más de 300 alcaldes han manifestado recientemente su compromiso a seguir las pautas del Acuerdo Climático de París, del que Trump anunció a inicios de mes que EE.UU. se retiraba.

En esta cumbre, 15 alcaldes de ciudades como Nueva York, Chicago, Los Ángeles o Boston presentaron una resolución para pedir a la Casa Blanca y al Congreso que se "comprometan plenamente" con el Acuerdo Climático de París y el Plan de Energía Limpia, entre otros, que darían a las ciudades las "herramientas necesarias para combatir el cambio climático".

Como consecuencia de este cambio climático, otra propuesta de resolución pide a Washington un programa de gestión para afrontar los "futuros riesgos de inundación derivados del aumento del nivel del mar".

En la presentación a los medios de la 85 edición de la Conferencia de Alcaldes, el presidente de la institución, Mick Cornett, alcalde de Oklahoma City, entró directo a otro asunto de capital importancia para ellos: la renovación de las infraestructuras, especialmente de puentes y el sistema ferroviario.

Acompañado por medio centenar de regidores de urbes con más de 30.000 habitantes, Cornett dijo que la inversión y el programa para infraestructuras "despegará como un cohete", que, junto con exenciones fiscales para los municipios es "extremadamente importante" para acometer las necesarias reformas en este sector.

No dejó pasar la ocasión de recordar a la Administración Trump la promesa realizada por el presidente de destinar un trillón de dólares a infraestructuras.

Asimismo, destacó el papel clave de los alcaldes de "forma bipartidista" para encauzar las aspiraciones al bienestar de los ciudadanos, sin esperar soluciones de fuera.

El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, precisó estas palabras al decir que Washington está "atascado" y que es necesario "ayudarles a llegar al punto en que puedan ayudarnos a reconstruir este gran país".

Estuvo presente en esta primera jornada de la conferencia el secretario de Trabajo, Alexander Acosta, que destacó ante los presentes la excelente marcha de la economía del país, con la tasa de desempleo en el 4,3 %, la más baja, dijo, en 16 años.

Puso el foco a continuación en la importancia del capital humano como fuente primaria para la marcha de una sociedad y su comercio, donde la clave del éxito radica en la formación de "capacidades". EFEUSA