El gobernador Brown ha oficializado el status de California como un estado santuario.

Con este hecho, autoridades locales como la policía, no podrán preguntar sobre el estado migratorio de alguien después de una detención o una simple revisión.

Sin embargo, aquellos que hayan cometido delitos, no correrán con tanta suerte, ya que la ley fue modificada para proteger tanto a familias indocumentadas como a ciudadanos americanos.

Parece tratarse de una ley con sentido común. Sin embargo, la lista de delitos que incurrirían en cuestionamientos sobre status legal, tiene cerca de 800 violaciones, la mayoría graves. Pero considera también los delitos menores.

El diálogo nacional se ha centrado en crímenes, sin separar las faltas menores de los delitos graves.

Bajo esta premisa, el ICE se ha encargado de sacar a gente sin documentos del país sin importar el tipo de falta, aduciendo que está enfocándose en los criminales. Pero, ¿debería llamársele a alguien criminal por el simple hecho de haber olvidado pagar una infracción?

No creo que la nueva ley cambie mucho la práctica de que las autoridades locales entreguen a un individuo al ICE por solamente deber una simple multa.

Eso me hace pensar que en teoría, la ley SB 54, parece proteger solo a aquellas personas con un récord inmaculado.

Por otro lado, sí da ciertos estatutos para definir por cuanto tiempo pueden ser tomados como delitos ciertas acciones no tan graves.

Si bien la nueva ley es algo más bien complejo, se puede decir que trata de nivelar las cosas tomando en cuenta el bien de todos. Pero también podemos decir que es recomendable que si usted si no tiene documentos de residencia legal en este país, "tendrá que andar derechito". Esto le garantizaría -en teoría- que en caso de ser detenido por las autoridades y que estas quieran preguntar sobre su status legal, no puedan hacerlo o usted pueda buscar ayuda legal si esto sucede.

Mándenos sus comentarios a: rmsandoval@live.com

NOTAS RELACIONADAS:

- La "ciudades santuario" son refrendadas por un juez

- El caso de las ciudades santuario en California