GUADALAJARA, Jal., febrero 16 (EL UNIVERSAL).- En la mente de los futbolistas de las Chivas del Guadalajara existen "telarañas" que terminan por pesar en cada partido. Pero Marco Fabián exige a los suyos que se olviden de los malos resultados, que el futbol se debe disfrutar y no sufrirlo.

"Existe la desconfianza por falta de puntos y triunfos y eso no pasaba, pero lo tenemos en la cabeza, cada quien tiene que pensar en lo que ha hecho, la calidad que se tiene como jugadores y disfrutarlo dentro de la cancha, el futbol debe jugarse sin esa preocupación a tener algún error", manifiesta el mediocampista.

Para resurgir en el presente torneo aún es posible para el Rebaño Sagrado. Una victoria ante San Luis, que atraviesa por problemas internos de falta de pago a sus futbolistas, puede catapultar a los rojiblancos para abandonar el sótano y quizá encaminarse a una eventual clasificación a la Liguilla por el título.

Fabián lo sabe y siente que el momento ideal para lograr el objetivo de ya no ser sotaneros llegó.

"Parece ser el escenario idóneo, pero lo peor sería confiarnos. Ellos tienen jugadores que en cualquier momento pueden sacar adelante al equipo. No podemos confiarnos, nosotros vamos a hacer nuestro trabajo, veo al equipo mejor que en otros momentos, creo que a pesar del mal momento que vivimos, la unión y continuidad del trabajo que estamos haciendo, nos hace pensar en que este sábado es el momento idóneo para volver a ganar", considera.


Advertisement

Guadalajara acumula una racha de 10 partidos sin conocer la victoria, si se toma en cuenta la parte final del Torneo Apertura 2011.

Buena parte de esa nada presumible cosecha es por la falta de peso que ha tenido el estadio Omnilife en los últimos meses. Marco Fabián pide que su gente no deje de alentar.

"La afición, quien ha estado siempre, hay que agradecerle, en sí [la mala racha] ha sido por nuestro mal juego más que por otra cosa", afirma.