Los Ángeles (EEUU), 30 mar (EFE).- El jugador español de Los Ángeles Lakers, Pau Gasol, admitió que ver como rival en el parqué del Staples Center a su excompañero Derek Fisher "ha sido muy raro", en un partido que acabó con victoria para los Oklahoma City Thunder por 93-102.

"El reencuentro ha sido raro", admitió el catalán. "Fisher es una persona, un compañero y un amigo con el que he compartido muchas cosas, y verle con otra camiseta ha sido muy raro. Hemos hablado un poco y le he dicho que estaba contento de verle, que se le echa de menos como persona y como compañero en vestuario. Y nada, desearle toda la suerte del mundo", añadió.

El de Sant Boi no cuajó su mejor partido en el choque de hoy, si bien le pitaron la cuarta personal nada más comenzar el tercer cuarto del partido, algo que resultó clave en el devenir del choque.

"El partido se nos ha ido en el tercer cuarto y ha coincidido con unas faltas seguidas mías que para mí han sido dudosas", manifestó el ala-pívot, que lamentó los errores de su equipo especialmente en la segunda mitad.

"Hemos jugado con agresividad, acierto y concentración en el primer cuarto y parte del segundo; ahí la cosas han funcionado y hemos controlado el partido, pero luego se nos ha ido de las manos por errores y les hemos dado oportunidades. Ellos son un equipo muy peligroso y cuando sus jugadores principales cogen confianza y ritmo, te hacen mucho daño", declaró.


Advertisement

Es la segunda derrota para los Lakers en sendos partidos frente a los Thunder, consolidados en el primer puesto de la Conferencia Oeste.

"Tendremos que hacer un mejor trabajo ofensivamente, ser más inteligentes, buscar opciones más claras de cara al anotar y mover mejor el balón para que los tiros sean con un mejor balance y podamos frenar su contraataque", explicó el 16 angelino.

"Así habríamos evitado que tuvieran más opciones. (Russell) Westbrook -autor de 36 puntos- ha cogido ritmo con esas opciones de contraataque y luego ya se ha sentido mucho mas cómodo", apuntó el español. EFE