XALAPA, Ver., diciembre 3 (EL UNIVERSAL).- Además de los títulos de los Halcones Rojos del Puerto en el basquetbol y de los Rojos del Águila en el beisbol, Joshua Ábrego, originario de San Juan Evangelista, ha escrito su historia al alcanzar, con el equipo de Xoloizcuintles de Tijuana, el campeonato de la Liga MX.

Joshua es el único jugador que ha vestido la camiseta de Tijuana desde la fundación del equipo en enero de 2007; por lo tanto es el único jugador que ganado tres copas diferentes en tres años seguidos.

En el torneo de Apertura 2010 de la Liga de Ascenso, los Xolos de Tijuana se medían a los Tiburones Rojos de Veracruz para obtener el derecho a disputar la final de ascenso. Como si estuviera escrito, Ábrego enfrentaba al equipo de su estado natal.

De la mano de Joaquín del Olmo, los Xolos se impusieron con autoridad a los escualos con un marcador global de 3-0. El primer paso estaba dado: los Xolos eran campeones de torneo y esperaban la final de ascenso.

La oportunidad se presentó cinco meses después, en mayo de 2011, cuando se toparon con los Freseros del Irapuato, quienes los habían vencido en la final del Clausura 2011, evitando el ascenso directo.

La final por el ascenso llegó y los Xolos, de la mano de Del Olmo, obtuvieron su segundo título en menos de seis meses, el de campeones absolutos de la Liga de Ascenso y con ello, ganaron el derecho de jugar en la máxima categoría del futbol nacional. Ábrego también fue parte de ese equipo.

Y finalmente, dos años después de conseguir el primero de los campeonatos en la historia de la franquicia, Joshua Ábrego volvió a estar presente en la cancha del Nemesio Diez de Toluca para consumar el primer campeonato del equipo de Tijuana en la primera división con un global contundente de 4 a 1 sobre los Diablos Rojos, dirigidos en esta ocasión, por Antonio Mohammed.

Ábrego consigue así, además de ampliar su racha de juegos vistiendo la camiseta del Tijuana, con más de 170, una logro histórico al ganar tres títulos diferentes con el mismo equipo con cuatro finales disputadas.