XOLOS
Los Xolos de Tijuana se coronan campeones del Torneo Apertura 2012, luego de imponerse a los Diablos Rojos de Toluca, este domingo en el Estadio Nemesio Díez. En la imagen el portero de Xolos, Cirilo Saucedo. (Foto: Agencia EL UNIVERSAL/Ramón Romero.)

MÉXICO, D.F., diciembre 2 (EL UNIVERSAL).- Los Xolos consiguieron bordar la primera estrella de campeón a su escudo, pero el camino a la gloria no resultó sencillo.

Tijuana obtuvo su pase a la Liguilla del Apertura 2012, gracias a la suma del trabajo en equipo y los buenos resultados, colocándose en el segundo escalón de la tabla, empatando al líder, Toluca, con 34 puntos, pero con menor diferencia de goles.

El próximo rival a vencer sería Monterrey. Los cuartos de final arrancaron bien para los dirigidos por Antonio Mohamed, a pesar de que sufrieron durante el partido de ida, consiguieron salir de la Sultana del Norte, con el marcador a favor, gracias al gol de Greg Garza a cuatro minutos del final.

En el duelo de vuelta, los Rayados hicieron lo posible por revertir el marcador, pero los canes no estaban dispuestos a ceder la ventaja y sólo les concedieron el empate a un gol, que no fue suficiente para los regios, pues el global se inclinaba hacia los de Tijuana. Xolos lo había logrado, estaba en semifinales y enfrentaría al recién ascendido, León.

Los Esmeraldas llegaron a esta instancia como una de las mejores ofensivas del torneo y esta vez no le fallarían a su afición, Othoniel Arce y Carlos Peña marcaron las anotaciones que les darían medio boleto a la soñada final. Los tijuanenses tuvieron que llevarse el cero a casa, donde buscarían la remontada.


Advertisement

Una vez en el estadio Caliente, León se transformó en un equipo impreciso, con poco ataque; por primera vez en el torneo, se fueron con el marcador en cero. Los cambios en el funcionamiento de La Fiera, le costaron quedarse en el camino por el título. Los goles de Fidel Martínez, Duvier Riascos y Richard Ruíz, mantuvieron viva la hazaña de los fronterizos, que debían prepararse para enfrentar al último rival por la corona del futbol mexicano, Toluca.

Y en la final, no defraudó. El equipo del Turco ganó en el Estadio Caliente por 2-1, con goles de Fidel Martínez, descontó Edgar Benítez por los choriceros y la cuenta la cerró Pablo Aguilar. Así el equipo se iría con una ventaja corta, pero ventaja.

Para la vuelta, tras un primer tiempo cerrado y trompicado, el equipo norteño consiguió adelantar con gol de Richard Ruiz y minutos después Duvier Riáscos sentenció el partido para darle su primera estrella al Xolo.