Washington, 27 feb (EFE).- La policía investiga si el celador de un tanatorio estadounidense, que cumple condena por abusar del cadáver de una joven en 1982, mantuvo relaciones sexuales con otras mujeres muertas durante los 16 años que trabajó en la morgue, informaron hoy medios locales.

El fiscal del condado de Hamilton (Ohio), Joe Deters, informó el jueves de que las pruebas de ADN tomadas por la policía demuestran que al menos otras dos mujeres fueron víctimas del Kenneth Douglas, de 55 años, según publica hoy el diario de Cincinnati.

Douglas, está cumpliendo condena después de declararse culpable el pasado año de haber abusado en 1982 del cadáver de la joven Karen Range, de 19 años.

Ahora, Douglas es sospechoso de otros dos casos de abusos después de que las pruebas de ADN revelaran que los cuerpos de otras dos mujeres que fueron asesinadas en 1991 tenían semen del acusado.

La policía investiga ahora 15 casos en los que se cree que Douglas podría estar implicado pero según el fiscal, dados los años que estuvo trabajando en el tanatorio del condado de Hamilton podría haber "cientos" de víctimas.

"Este hombre es un cerdo. No puedo explicar porqué alguien puede hacer algo como esto (...) esto es demasiado extraño", afirmó Deters, quien comentó lo duro que fue informar a las familias.

El fiscal señaló que por mantener relaciones sexuales con un cadáver podría afrontar una pena de entre uno y cinco años de cárcel.


Advertisement

"Espero que nunca veamos a nadie más como Kenneth Douglas", concluyó Deters. EFE