La gimnasta rusa Evgeniya Kanaeva ejecuta su ejercicio de pelota en la fase clasificatoria del concurso completo individual olímpico de gimnasia rítmica
La gimnasta rusa Evgeniya Kanaeva ejecuta su ejercicio de pelota en la fase clasificatoria del concurso completo individual olímpico de gimnasia rítmica hoy, jueves 9 de agosto de 2012 en Londres (Reino Unido). (EFE/Sergei llnitsky)

Londres, 8 ago (EFE).- China hizo valer su condición de anfitrión para comandar el medallero hace cuatro años en Pekín, pero en Londres mantiene su propósito de demostrar que es la mayor potencia deportiva del orbe.

Cuando se han cumplido ya doce días de competición, y solo cuatro por delante, el gigante asiático se mantiene al frente del medallero con 36 oros, tres más que Estados Unidos, mientras que la local Gran Bretaña casi asegura el tercer puesto con 22 coronas, diez más que Corea del Sur.

Ejemplos de esta supremacía china son el tenis de mesa (4) y el bádminton (5), deportes en los que han ganado todos los oros posibles.

Las semifinales del torneo masculino de baloncesto ya tienen nombres y entre ellos, naturalmente, figura Estados Unidos, que sigue invicto tras superar hoy ampliamente a Australia por 119-86.

Su rival será Argentina, que ha recuperado su mejor forma como demostró al vencer a su vecina y tradicional adversaria Brasil por 82-77.

En el otro partido por un puesto en la final se medirán la defensora de la plata, España, que hoy ganó a Francia (66-59), y Rusia, verdugo de Lituania (83-74).

El segundo asalto entre los jamaicanos Usain Bolt y Johan Blake, oro y plata en los 100 metros, ya es un hecho y se han citado para para mañana, jueves, a las 20.55 en la gran final del doble hectómetro.


Advertisement

Bolt, que en la final de 100 metros se quedó a cinco centésimas de su récord mundial de 9.58, no tuvo que emplearse hoy mucho en semifinales del 200 para llegar primero y sobrado (20.18).

Blake tuvo una semifinal más exigente y le pudo costar caro en la meta ya que solo aventajó con 20.01 en dos centésimas al estadounidense Wallace Spearmon y al francés Christophe Lemaitre -bronce en el último Mundial-. En la tercera serie se impuso el holandés Churandy Martina con un registro de 20.17.

Tan relajado está Bolt, una vez revalidado el oro en los 100, que después habló de su pasión por el fútbol (es reconocido seguidor del Real Madrid y el Manchester United) y no tuvo modestia alguna al ser preguntado por los que pusieron en duda sus opciones de repetir el triplete (incluido el 4 x100) afirmó: "La gente es así. Ellos siempre dudan de un campeón, pero para eso estoy aquí, para cimentar mi estatus de leyenda".

El cubano Dayron Robles no pudo repetir el oro de Pekín en los 110 vallas y ni siquiera terminó la final por lesión en el muslo derecho. El nuevo rey de la distancia es el estadounidense Aries Merritt, el mejor del mundo este año.

Por fin la estadounidense Allyson Felix, tres veces campeona mundial de 200 metros, se ha podido colgar un título olímpico individual en su tercera tentativa y negó a la jamaicana Shelly-Ann Fraser, campeona de los 100, el doblete de la velocidad.

La estadounidense Brittney Reese, dos veces campeona mundial de longitud, consiguió el título olímpico con un salto de 7,12 metros y Natalya Antyukh recuperó para Rusia el oro en 400 vallas, treinta y dos años después, al término de un cerrado mano a mano con la estadounidense LaShinda Demus, campeona mundial.

Además del baloncesto, la jornada deparó otra gran noticia para Argentina que tiene plata asegurada, al menos, en hockey. Las 'leonas' jugarán la final ante Holanda, tras vencer a Gran Bretaña por 2-1 y con la presencia en la tribuna de Catalina Middleton, duquesa de Cambridge y esposa del príncipe Guillermo.

El piragüista David Cal, segundo en el C-1 1.000 metros, se ha convertido hoy en el español más laureado en la historia con un total de cinco metales, 1 oro y cuatro platas, en tres Juegos diferentes: Atenas, Pekín y Londres.

Las semifinales de waterpolo son Croacia-Montenegro e Italia-Serbia, las de voleibol Brasil-Italia y Rusia-Bulgaria y las de balonmano Francia-Croacia y Hungría-Suecia. EFE