Este martes fueron hallados sin vida los cuerpos del general de brigada, Mauro E. Tello Quiñones, quien fuera jefe de la XXI Zona Militar en Michoacán, así
Este martes fueron hallados sin vida los cuerpos del general de brigada, Mauro E. Tello Quiñones, quien fuera jefe de la XXI Zona Militar en Michoacán, así como el mayor César Román Zúñiga; y el chofer Juan Ramírez Sánchez. El ataque a los militares ocurrió en la carretera Mérida-Cancún. Las instalaciones del Semefo, donde fueron trasladados los cuerpos, son custodiadas por elementos del Ejército mexicano. (NOTIMEX/FOTO/VÍCTOR RUIZ)

Cancún, (México), 3 feb (EFE).- Los cadáveres de un general del Ejército mexicano y otros dos militares con un "tiro de gracia" en la cabeza fueron hallados hoy dentro de un carro, a unos 100 kilómetros del balneario turístico de Cancún, informaron fuentes oficiales.

Bello Melchor Rodríguez y Carrillo, procurador (fiscal) general de justicia del estado de Quintana Roo, al que pertenece Cancún, informó a la prensa del crimen y reveló que entre las víctimas se encuentra el general Mauro Enrique Tello Quiñones.

Tello fue general de brigada diplomado del Estado Mayor Presidencial, el cuerpo de elite encargado de la seguridad de los presidentes y ex presidentes mexicanos, y fue comandante de la 21 Zona Militar, en el estado occidental de Michoacán.

Según la fiscalía, Tello y los otros dos militares, identificados como Tulio César Román Zuñiga y Juan Domínguez Sánchez, de quienes se desconoce por el momento su rango, fueron asesinados a primera hora de este martes en la carretera que conecta a Cancún con Mérida, capital del estado vecino de Yucatán.

Al parecer, cerca de las 04.00 hora local (10.00 GMT) las autoridades recibieron el reporte del hallazgo de una camioneta con tres cadáveres en su interior en esa vía.

El vehículo fue descubierto concretamente en el kilómetro 254 de la carretera libre (gratuita) Cancún-Mérida, a la altura del poblado Cristobal Colon, en el municipio de Lázaro Cárdenas.


Advertisement

Según los primeros informes de los peritos, el automóvil fue interceptado por uno o más vehículos y sus ocupantes ejecutados en el mismo lugar.

Los cuerpos se encontraban amarrados de las manos y presentaban un tiro en la cabeza, mientras que la camioneta en la que se desplazaban presentaba numerosos impactos de bala.

Hasta el momento, no se han dado a conocer los motivos por los que Tello se encontraba en Quintana Roo.

Según medios de prensa, en septiembre de 1997, cuando era jefe de agrupamientos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, Tello fue investigado por su supuesta participación en un operativo realizado en un barrio popular de la capital mexicana en el que resultaron muertos seis jóvenes. Años más tarde fue exonerado de culpa.

En noviembre de 2005, según el diario La Jornada, el entonces presidente de México, Vicente Fox (2000-2006), le concedió el ascenso a general de brigada de arma.

Los cadáveres de los tres militares fueron trasladados al Servicio Médico Forense en Cancún, donde existe un fuerte cerco de seguridad en el que participan efectivos castrenses y agentes federales. EFE