ACAPULCO, Gro., diciembre 3 (EL UNIVERSAL).- El gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero dijo que el "Pacto por México", signado entre los dirigentes nacionales del PRI, PRD y PAN con el presidente Enrique Peña Nieto visualiza acabar con las desigualdades, pues se pondrán los ojos en el sur sureste del país, que es donde se concentra la mayor pobreza y marginación.

Sin embargo, hizo votos para que este pacto no se quede sólo en buenos propósitos, sino que se lleve a cabo para tener un impacto presupuestal sin precedentes.

El mandatario estatal calificó como histórico el "Pacto por México" firmado por los tres partidos políticos pues todos se comprometen a transformar al país con reformas y acciones concretas.

"Por primera vez en el país las tres principales fuerzas políticas más importantes de la nación nos hemos unido en este 'Pacto por México' que no tiene precedente en nuestro país, lo que demuestra que hoy los mexicanos debemos caminar unidos, porque un solo hombre o partido político no puede enfrentar los grandes retos que hoy está viviendo nuestro país".

Dijo que este pacto tiene el compromiso para que niños de Guerrero y entidades pobres, tengan acceso a escuelas de tiempo completo y no tengan carencias, además de que los niños de quinto y sexto cuenten con computadora e Internet.

Precisó que después de muchos años se visualiza acabar con las desigualdades, pues se pondrán los ojos en el sur sureste del país, que es donde se concentra la mayor pobreza y marginación.

"Es donde se necesita la generación de empleos y nuevas inversiones, sin mirar partidos queremos impulsar obras que impacten en las regiones más pobres".

Recordó que el presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer que los cinco objetivos del pacto son: transformar a México en una sociedad de derechos; fomentar el crecimiento económico, el empleo y la competitividad; lograr la seguridad y justicia; incrementar la transparencia para combatir la corrupción y perfeccionar las condiciones para una gobernabilidad democrática.