Naciones Unidas, 17 may (EFEUSA).- Venezuela denunció hoy en la ONU que Estados Unidos están intentando llevar a Naciones Unidas y a otras "instancias multilaterales" las diferencias políticas que tiene con el Gobierno de Caracas.

"Es una estrategia calculada contra nuestro país", afirmó el embajador venezolano ante la ONU, Rafael Ramírez, al final de una reunión del Consejo de Seguridad en la que se analizó, a puerta cerrada, la actual crisis en Venezuela.

"Es un peligroso precedente que Estados Unidos traiga sus asuntos bilaterales al Consejo de Seguridad", afirmó el diplomático venezolano.

La inclusión de la crisis de Venezuela en la agenda de hoy del Consejo fue hecha a petición de EEUU. El máximo órgano de decisiones de la ONU tenía programada una revisión de la situación en Somalia, pero anoche se acordó incorporar también el caso venezolano.

Según Ramírez, "Venezuela no es parte de los temas del Consejo de Seguridad" porque "no plantea riesgo alguno a la paz ni a la seguridad, ni a nivel internacional ni a nivel regional".

"Estados Unidos intenta traer temas bilaterales con nuestro país a instancias multilaterales. Lo ha hecho en la Organización de Estados Americanos (OEA) y lo intenta hacer en la ONU, en ambos casos sin éxito", agregó el diplomático.


Advertisement

Ramírez acusó a EEUU de mantener una "postura injerencista" y destacó que el Gobierno de Caracas seguirá "insistiendo en el diálogo" y en el respeto a su soberanía.

Previamente, Bolivia, que ocupa uno de los asientos no permanentes del Consejo de Seguridad, negó también que la crisis de Venezuela sea un tema que le corresponda analizar a ese órgano de Naciones Unidas.

Según el embajador boliviano, Sacha Llorenti, discusiones como la de hoy "no contribuyen a resolver el problema, sino que se debilita el Consejo de Seguridad".

Llorenti dijo además que llevar el tema de Venezuela al Consejo de Seguridad puede interferir en procesos como los que pueden llevar a cabo instancias regionales o varios expresidentes que están volcados en intentar promover una salida política.

Con su decisión de incluir el tema de Venezuela en la agenda del Consejo, EEUU demuestra "una clarísima intención intervencionista".

La sesión estuvo encabezada por el embajador de Uruguay en la ONU, Elbio Rosselli, cuyo país preside este mes el Consejo, y que al final de la reunión sólo hizo declaraciones en su calidad de representante uruguayo, no como presidente de ese órgano.

Rosselli destacó su preferencia por mantener estos temas en instancias regionales: "En todas las crisis, quienes mejor lidian con la situación son los organismos regionales".

El diplomático uruguayo insistió en que Venezuela no es un tema en la agenda del Consejo y recordó que, tras la reunión de hoy, no se adoptó ninguna decisión sobre el caso venezolano. EFEUSA