Asistentes a uno de los eventos del 5 de mayo en el Parque Whittier Narrows en Los Angeles.
Asistentes a uno de los eventos del 5 de mayo en el Parque Whittier Narrows en Los Angeles. (Archivo José FUENTES-SALINAS)

Washington, 22 abr (EFE).- El retrato de la comunidad hispana en EEUU es inseparable de México, el país vecino del sur con el que dos tercios de los latinos identifican su origen según un nuevo estudio que revela también la gran brecha económica y educativa que les afecta.

El análisis del Pew Research publicado hoy señala que más de 30 millones de latinos son de origen mexicano, tanto por ser inmigrante como porque sus antepasados son de ese país, por delante de los 4,1 millones de puertorriqueños y de los 1,6 millones de cubanos.

La gran mayoría son ciudadanos estadounidenses (71,1%), sólo un 37% nació fuera de EE.UU., y son el segundo grupo que mejor domina el inglés (61,5%), aunque todavía a casi veinte puntos de diferencia de los puertorriqueños.

Sin embargo, el mayor arraigo de este grupo, comparado con el resto de la comunidad hispana dentro de EEUU, no ha representado una mejora en su escala social.

Su nivel de educación está por debajo de la media de los hispanos. Sólo un 25,5 por ciento de los latinos de origen mexicano supera los estudios secundarios y un 9,8 por ciento consigue un título universitario.

Si se compara con el resto de grupos hispanos según origen, tan solo los guatemaltecos y los salvadoreños tienen menores índices de educación superior, un 8,8 por ciento y 8,4 por ciento, respectivamente.

En cuanto a su situación económica, los hispanos de origen mexicano son también unos de los que menos ingresos tiene (40.736 dólares de media al año), por delante sólo de hondureños (36.662 dólares) y dominicanos (35.644 dólares).

La comunidad mexicana es también una de las que mayores índices de pobreza alcanza, con un 22,3% sumida en ella, muy cerca de los niveles que sufren los dominicanos (23,2%) y los puertorriqueños (22,6%).

La falta de un seguro médico deja a un tercio de la comunidad hispana de origen mexicano sin esa asistencia, tres puntos más que la media de hispanos y más del doble que la media estadounidense.

En cambio, tener una casa sí que es un privilegio que la mitad de los latinos mexicanos comparten, en una proporción similar a la comunidad hispana (49,1%), pero por debajo aún de la media estadounidense (66,6%).

Geográficamente, siguen concentrándose un 36,7% en California y un 25,2% en Texas, con casi 11,2 millones y más de 7,7 millones, respectivamente, pero la dispersión de los hispanos a lo largo de la país también se refleja en la comunidad mexicana.

Así, su presencia es ya significativa en Illinois (más de 1,5 millones), Arizona (más de 1,7 millones), los estados del noreste (824.000) y Colorado (764.000).

La radiografía global de la comunidad hispana traza otras disparidades entre el resto de los otros nueve grandes grupos de hispanos, que proceden de Puerto Rico, Cuba, Salvador, la República Dominicana, Guatemala, Colombia, Honduras, Ecuador y Perú.

Los cubanos, el tercer grupo de hispanos más numeroso en EEUU, es también el más concentrado geográficamente, con cerca de un 70% viviendo en Florida, y con una media de edad mayor, 40 años.

Sus niveles de renta los sitúan en el quinto puesto del ránking de grupos hispanos, con 43.587 dólares, y con el tercer menor nivel de pobreza, un 13,2%.

Los salvadoreños, un 1,5 millones del total de hispanos, se sitúan en una buena posición social, con una media de ingresos de 43.791 dólares y un nivel de pobreza del 15,4%.

Otras tendencias muestran cómo colombianos y peruanos, que sólo son sólo unos 880.000 y unos 500.000 personas, respectivamente, alcanzan los mejores niveles de educación y de ingresos. EFE