Mientras la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgenero e intersexuales) aumenta su presencia en todo el mundo, EEUU posterga el primer caso
Mientras la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgenero e intersexuales) aumenta su presencia en todo el mundo, EEUU posterga el primer caso de matrimonio gay. (EFE/MAURICIO DUEÑAS)

Washington, 30 nov (EFE).- El Tribunal Supremo de EE.UU. postergó hoy la decisión sobre admitir a trámite o no alguna de las diez peticiones que se han elevado a la corte sobre la legalidad del matrimonio homosexual y que, de ser aceptadas, podrían sentar jurisdicción en el país.

La próxima reunión de los nueve jueces será la mañana del lunes, aunque, según apuntaron medios estadounidenses, lo más probable es que el alto tribunal necesite más tiempo para decidir sobre el asunto y no se conozca hasta el viernes.

No es raro que, en los casos que tienen cierta complejidad, la corte requiera más de una sesión para decidir cómo proceder.

Si aceptan alguno, se trataría de la primera vez que la máxima instancia judicial del país se pronuncia sobre si existe base constitucional para el matrimonio homosexual, en un proceso que comenzaría en marzo de 2013 con los argumentos orales y concluiría en una decisión a finales de junio.

Las demandas retan la constitucionalidad de la ley de 1996 conocida como la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por sus siglas en inglés), que define el matrimonio como "la unión entre un hombre y una mujer".

El Gobierno de Barack Obama se opone a esa definición y apoya la derogación de la ley, pero enfrenta una oposición aún amplia en el Congreso y la acción de grupos de presión conservadores que urgen al Supremo a declarar constitucional la ley.

Otra de las demandas procede de opositores al matrimonio homosexual en California que defienden la Proposición 8, una enmienda que declara ilegales las uniones gais y que se aprobó en un referéndum en 2008, poco después de que el estado legalizara esas mismas uniones, aunque en 2010 fue declarada inconstitucional. EFE