Chicago (IL), 16 feb (EFEUSA).- Unas 1.000 personas realizaron hoy una marcha en Chicago, Illinois, como parte del "Día sin inmigrantes" que se desarrolla en varias ciudades del país con el fin de expresar su desacuerdo con las políticas migratorias del presidente Donald Trump.

La marcha se inició en el Parque Unión, en el norte de la ciudad, prosiguió hasta la sede de la oficina local del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) y culminó con una concentración en la Plaza Federal.

"Donald Trump no tiene ni idea de cómo manejar el país", dijo Carmelo Peña, dueño de una peluquería que decidió cerrar su negocio hoy, como otros cientos que no abrieron sus puertas, sobre todo supermercados y restaurantes, para apoyar esta jornada de boicot, a la que se sumaron padres de familia que no enviaron sus hijos al colegio.

A la marcha se sumaron también Guadalupe Rivera y su esposo, Abelardo Ledezma, quienes cerraron su restaurante "El Mana" y dieron el día libre a sus ocho empleados.

La pareja señaló a Efe que la política del presidente Trump dividirá a las familias inmigrantes y está causando ansiedad entre todas las minorías del país.

"Es increíble que este país ayudó a derribar los muros en otros países y ahora quieren construir uno aquí", sostuvo Rivera, en medio de carteles en los que se leía mensajes como "No decreto, no muro, derechos humanos para todos", "Resistamos la ignorancia, alto a la agenda de Trump" y "Los inmigrantes hacen al país grande otra vez".


Advertisement

"Mi padre empezó su propio negocio de construcción y no hace mal a nadie y no le quita el trabajo a nadie", dijo por su parte el estudiante Héctor Garnica, de la Universidad Roosevelt, que hoy protestó contra aquella "xenofobia que caracteriza a todos los inmigrantes como criminales".

En algunas escuelas públicas se registró la ausencia de alumnos hijos de inmigrantes, aunque el mayor impacto quedó reflejado en el número de negocios que cerraron sus puertas.

Jaime Di Paulo, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de La Villita, dijo a Efe que el 60 % de los negocios en la calle comercial 26 de este barrio cerraron sus puertas hoy.

Tal como pudo constatar Efe, en esta zona, que alberga a más de 1.000 negocios hispanos, varios comercios amanecieron cerrados en apoyo a esta jornada de rechazo a las políticas migratorias del presidente Trump.

El popular chef local Rick Bayless dio a conocer en su cuenta de Twitter que cerró por hoy sus restaurantes Frontera Grill, Topolobampo, Xoco y Fonda Frontera en respaldo a "las acciones civiles de los inmigrantes este jueves". EFEUSA