DESDE los filósofos griegos se sabía distinguir "opinión" (doxa) de "saber" (episteme).Pero en la radio hablada esto es algo que a veces se confunde. Hay muchos opinadores, y eso está bien. Pero hay que tener la humildad de escuchar, y de confrontar sin tanta adrenalina. Está bien que todos seamos un poco burros en algunos temas, pero no hay que aplaudir con las orejas.

MIRE usted, vivimos en un mundo complicado, y los nuevos medios de comunicación a veces no nos ayudan a entenderlo mejor. Aunque tengamos mejores herramientas de aprendizaje, seguimos usando las mismas frases hechas, los mismos "lugares comunes", los mismos prejuicios del Siglo XX. Que si es de izquierda o de derecha, que si es liberal o conservador, que si es de esta u otra religión... Wait, wait... Hold on your horses!... Primero averigue el origen de las ideas que está usando, evíte las etiquetas.

LOS USUARIOS de redes sociales tienen un gran reto en estos tiempos. ¿O usan la Internet para refinar el proceso de búsqueda de información de calidad, o son arrasados por una avalancha de propaganda infiltrada en entidades que aparentemente son independientes?... Las expresión "alternative facts" y los constantes ataques a los medios por parte de la administración Trump es una señal de alarma.

CON 10 MILLONES de muertos en guerras en el Siglo XX (el doble de la población mundial en tiempo del Imperio Romano), el mundo no aguanta más intolerancia.

Necesitamos informarnos mejor y convivir.

ESTAS son dos herramientas de protección para el usuario para encontrar información confiable:

1) Comprobación transversal: se puede buscar en dos o más medios nacionales e internacionales la validez de una noticia o hecho.

2) Comprobación longitudinal: cada evento tiene un origen, desarrollo y conclusión que se puede seguir en la Internet.

GENERALMENTE: la propaganda política en alguna parte de esta cadena (transversal o longitudinal) se debilita, se hace poco creíble.