es penitenciarias del "Purgatory Correctional" en St George, Utah. El rápido crecimiento de la población hispana en el condado Washington, en
es penitenciarias del "Purgatory Correctional" en St George, Utah. El rápido crecimiento de la población hispana en el condado Washington, en Utah, está generando tensiones por el impacto que los latinos tienen en los servicios de salud, la educación y la economía, afirmó un comisionado local. El comisionado Denny Drake dijo la semana pasada que la llegada de inmigrantes indocumentados está "causando dificultades" en su condado, durante una reunión del Comité Legislativo de Inmigración de Utah. (EFE/George Frey)

Las disparidades raciales y étnicas en este país pueden ser sutiles o no, pero siempre son notorias.

Las estadísticas nos arrojan datos que nos hacen medir la realidad de forma más cierta.

Es de notarse que, según el censo de 2016, los latinos componemos apenas un 17.6% de la población en este país. Sin embargo, los latinos somos 1.4 veces más propensos a ser encarcelados que personas de raza blanca. Y la cosa se pone más extrema cuando se habla de la raza negra.

Personas de este grupo son 5.1 veces más propensos a ser puestos en una cárcel, esto según datos del departamento de justicia de la nación.

Sin embargo, en cuestiones de cuidado de salud, mientras que los de raza negra reciben un servicio peor 40% de las veces comparados con un blanco no hispano, los latinos reciben peor servicio un 60% de las veces, y al final de la lista, está la gente pobre, quienes independientemente de su raza, pueden recibir un peor servicio 80% de las veces que el que reciben los de altos ingresos. Esto según la página de gobierno ahrq.gov.

Según otro estudio, aquellos que no hablaban en ingles en este país, tenían un 29% menos de probabilidades que los angloparlantes de ser puestos en listas de espera para trasplantes de riñones.

Esto último, sin duda alguna, es un problema básico de comunicación. Pero no es lo único que lo genera. Diferencias culturales, la poca capacidad de defenderse y de entender los procesos que deben seguirse juegan también un papel muy importante en la generación de dichas estadísticas.

Sin lugar a duda, el aprender el idioma, es algo fundamental para evitar ser una víctima que termina plasmándose en estas cifras negativas. Importante es también enterarse de todo proceso a seguirse, ya sea en problemas legales o de salud.

Una persona enterada, suele tomar mejores decisiones y ser capaza de defenderse a si misma y a los suyos si es necesario. Además, en tiempos como estos en los que están proliferando grupos extremistas que se basan el odio racial, como el KKK y neonazis, vale más hacerlo así, ¿no lo cree?.

Mándenos sus comentarios a: rmsandoval@live.com

NOTAS RELACIONADAS:

- "Kids for Cash": El gran negocio de las prisiones privadas

- La contaminación del aire sí discrimina